El Fiat 500X se renueva: estrena diseño, tecnología y motores de gasolina de última generación

Los nuevos propulsores turboalimentados FireFly de 3 y 4 cilindros ahorran hasta un 20% más en consumo que los motores de gasolina y son hasta un 20% más silenciosos que sus homólogos turbodiésel, con las mismas prestaciones

MadridActualizado:

El SUV italiano Fiat 500X se ha renovado por dentro y por fuera con nueva imagen y nueva tecnología para satisfacer las nuevas necesidades de movilidad de un segmento en auge del que el 500X es líder en Italia y en Europa: un segmento en el que se ha ganado una sólida posición como uno de los cinco modelos más vendidos desde 2016. Su exterior incorpora nuevos grupos ópticos LED y faros Full-LED y ha actualizado su interior, subrayando aún más la inconfundible identidad 500, aportando a la vez mayor funcionalidad y confort. Además, el nuevo modelo ofrece por primera vez en un Fiat una familia totalmente nueva de motores de tres y cuatro cilindros que garantizan la satisfacción en la conducción y hasta un 20% más de ahorro energético que los antiguos motores de gasolina, al tiempo que son un 20% más silenciosos que sus homólogos turbodiésel.

Mejor funcionalidad y personalidad

Expresión inconfundible del mejor diseño Fiat, el nuevo 500X ha evolucionado para ser más moderno y funcional, presentando nuevas características pensadas para ofrecer comodidad y seguridad, con atención al detalle y con el típico estilo de la familia 500. Las características nuevas más interesantes incluyen nuevos grupos ópticos LED. Las nuevas luces de circulación diurna y los grupos ópticos LED traseros se incluyen de serie y confieren un aspecto más moderno todavía, en perfecta sintonía con los más recientes elementos de estilo introducidos en la familia 500. De hecho, una de las características clave de diseño del coche es la elegante firma LED de alta tecnología que rodea el faro, lo que confiere al frontal del nuevo 500X una clara y distintiva identidad visual. Sin mencionar los grupos ópticos traseros con luces LED, que lo convierten en un modelo más individual y reconocible, que aumentan su visibilidad y, por tanto, la seguridad en la carretera.

La nueva versión Urban presenta un diseño totalmente nuevo de los paragolpes delantero y trasero, mientras que las versiones Cross y City Cross cuentan con placas de protección que reafirman su identidad aventurera. El nuevo diseño exterior confirma las dos personalidades del modelo: la Urban, que lidia con facilidad con el tráfico diario, gracias a sus compactas dimensiones y a su elevada posición de conducción, más la Cross, destinada a las aventuras fuera de la ciudad, también con opción de tracción total. Un exterior compacto y un interior espacioso; un entorno grande y protector embellecido por el generoso uso de materiales y acabados de primera calidad además de los prácticos compartimentos de almacenamiento.

En el interior, destaca el inconfundible estilo italiano, con siete acabados distintos a elegir (creados mediante la combinación de diferentes tipos de tejidos, cuero, remates y colores), una amplia gama de asientos y un espacioso maletero. Una de las mayores innovaciones es un puesto de conducción totalmente renovado, que presenta un nuevo cuadro de instrumentos con gráficos más fáciles de leer más un nuevo volante especial que garantiza un posicionamiento mejor de las manos del conductor y un agarre perfecto, incluye tapizado premium en tecnopiel y mandos de radio para garantizar la seguridad de la conducción en todo momento.

Nueva generación de motores de gasolina

El nuevo 500X es el primer modelo de Fiat en equipar la innovadora familia de motores turbo de gasolina diseñados para encontrar el equilibrio entre las prestaciones de conducción y la satisfacción que producen a los clientes los mejores motores turbodiésel (aunque un 20% más silenciosos) y garantizar un ahorro energético del 20% en comparación con los motores de gasolina anteriores. Respetando la normativa Euro 6/D-TEMP y equipados con filtro de partículas de gasolina (GPF), los nuevos motores turbo Firefly son el resultado de más de 75.000 horas de pruebas virtuales, 60.000 horas de pruebas reales y 5 millones de kilómetros acumulados en carreteras de todo el mundo para confirmar su robustez y fiabilidad.

Desarrollado en una estructura modular con cilindros de 0,33 litros, la nueva gama de motores turbo de gasolina incluye: un grupo motopropulsor de tres cilindros y 1 litro que rinde 88 kW (120 CV) y 190 Nm de par máximo junto con una transmisión manual de seis marchas y tracción delantera; más un motor de cuatro cilindros y 1,3 litros con 110 kW (150 CV) y 270 Nm de par, combinado en este caso con una transmisión automática de doble embrague (DCT) y seis marchas y tracción delantera. Finalmente, la nueva gama 500X de motores de gasolina se completa con el fiable motor 1.6 E-Torq de 81 kW (110 CV), combinado con transmisión manual y tracción delantera, que ahora se actualiza para respetar la normativa de reducción de contaminación Euro 6/D-TEMP.

Tres motores turbodiésel

El nuevo 500X puede equiparse con tres motores turbodiésel con MultiJet II, una tecnología desarrollada y patentada por FCA, que ahora se renueva con la reducción catalítica selectiva (SCR) para cumplir la normativa Euro 6/D-TEMP. Hay tres cilindradas disponibles: 1,3, 1,6 y 2,0 litros. En concreto, el motor 1.3 MultiJet II de 70 kW (95 CV) se combina con transmisión manual y tracción delantera; el turbodiésel 1.6 MultiJet II de 88 kW (120 CV) puede formar equipo con una transmisión manual de seis marchas o una automática de doble embrague (DCT), con tracción delantera; mientras que el grupo motopropulsor 2.0 MultiJet II de 110 kW (150 CV) cuenta con una transmisión automática de nueve marchas y tracción a las cuatro ruedas.

Tranquilidad y seguridad

Además del estilo, la funcionalidad y el notable confort, el nuevo 500X responde a las necesidades de los clientes que desean sistemas de asistencia a la conducción y conectividad, lo que ofrece una experiencia de conducción emocionante, cómoda y segura.

Como punto a destacar, en todas las versiones se ofrecen de serie dos de estos nuevos sistemas. El reconocimiento de señales de tráfico, que lee las señales presentes en la carretera, y el avisador de velocidad, que permite a los conductores adaptar la velocidad de desplazamiento a las señales leídas a lo largo del recorrido, evitando así la infracción de los límites de velocidad. El aviso de cambio de carril, que es un sistema automático de advertencia de abandono de carril, también se incluye de serie, mientras que como equipamiento opcional está disponible el detector de ángulo muerto y el control de crucero adaptativo (ACC), que adapta la velocidad del vehículo a la del tráfico y la distancia respecto al vehículo de delante, además del freno de emergencia autónomo.