Los errores más frecuentes al aparcar

Los españoles se consideran muy buenos conductores a la hora de estacionar su coche

MadridActualizado:

Dejarse las ventanillas bajadas y las luces encendidas son los olvidos que con más frecuencia cometen los conductores españoles a la hora de aparcar, según datos del informe Hábitos de Aparcamiento en España elaborado por Instituto Sondea para EasyPark. Les siguen en menor medida dejarse las puertas abiertas, las luces de emergencia encendidas, no poner el freno de mano o dejarse las llaves puestas.

Un tercio de los encuestados reconoce no haber subido las ventanillas (36%) o haber apagado las luces de su vehículo (31%) en alguna ocasión, siendo los conductores residentes en el este y sur del país, los jóvenes de 18 a 24 años y las personas de clase baja y con menores ingresos los más olvidadizos.

Otro de los despistes más comunes consiste en no cerrar las puertas del vehículo (28%). En esto los hombres superan a las mujeres (31% frente a 25%), al igual que las personas que viven en núcleos urbanos de menos de 50.000 habitantes (31%).

Casi la totalidad de los conductores españoles afirman respetar los aparcamientos reservados a minusválidos cuando aparcan en la calle (93,29%) y tener mucho cuidado para no dar a los demás coches (91,05%). Además, dos de cada tres conductores se enorgullecen de aparcar a la primera (67,54%), si bien el 62,28% confiesan buscar huecos grandes para facilitar esa labor.

Solo un 10% de los conductores reconocen subirse al bordillo al aparcar, tocar a los coches de delante o de detrás (10,80%) o dejar el coche muy separado de la acera (11,45%). El 33,44% suele volver varias veces para asegurarse que ha cerrado bien el coche y al 18,76% les suele costar encontrar su coche cuando regresan a buscarlo, a pesar de que el 16,92% usa su smartphone para posicionar donde aparca.

Un gran número de conductores, el 85%, piensan que cada vez es más difícil aparcar en su ciudad o pueblo y cabe destacar que el 46,28% de los encuestados no coge más el coche por falta de aparcamiento. Por último, a más de la mitad les pone nerviosos que haya gente esperando detrás de ellos cuando aparcan (57,34%). «Los atascos y la falta de plazas de aparcamiento libres son dos de las principales causas de estrés al volante», explica Víctor Valencia, coordinador de marketing de EasyPark. «Por suerte, la tecnología pone a nuestra disposición fórmulas para mejorar y relajar nuestra conducción, como Find & Park, el servicio de EasyPark que guía los conductores hacia las zonas con más plazas de aparcamiento libres».

EasyPark se ha interesado también por conocer la opinión de los conductores con respecto a la antigüedad de los vehículos. De media, los conductores españoles consideran un coche viejo a los 13,03 años y afirman que suelen cambiar el suyo a los 12,26, aunque les gustaría poder cambiarlo mucho antes, concretamente 4 años y medios antes, con 7,72 años.

Las mujeres tienen una percepción distinta de la antigüedad que los hombres. Ellas consideran que un coche es viejo si tiene 13,3 años y ellos 12,6 años. Además, suelen cambiar de coche y les gustaría cambiar de coche cada más tiempo que a los hombres (7,25 años frente a 8,19 años). Del mismo modo, en las localidades pequeñas o medianas (menos de 200.000 habitantes) consideran un coche viejo o les gustaría cambiar de coche más tarde que en las zonas más urbanas.