Los errores más comunes que cometen los usuarios del «carsharing»

Entre las recomendaciones, incluye la de revisar «con atención» los términos y condiciones de estas nuevas aplicaciones de transporte compartido, ya que a veces pueden esconder cláusulas que no contemplamos

MadridActualizado:

No revisar los términos y condiciones de servicio del vehículo u olvidar confirmar el buen estado del mismo, son dos de los errores «más comunes» de los usuarios de «carsharing», según un estudio elaborado por el despacho de abogados «online» Voyadefenderte.com. Desde hace algún tiempo, el alquiler de coches por unas horas o minutos ha ido ganando usuarios. Cada vez son más las personas que lo utilizan como alternativa de movilidad en las grandes ciudades para beneficiarse de las facilidades de aparcar en el centro y el ahorro que supone.

En este contexto, Voyadefenderte.com ha señalado los inconvenientes «más frecuentes» de los clientes con los servicios de coche compartido y ante los que es posible hacer una reclamación. Entre ellos, se encuentra el de no revisar correctamente los términos y condiciones del servicio a la hora de darse de alta en la «app». El despacho, entre sus recomendaciones, incluye la de revisar «con atención» los términos y condiciones de estas nuevas aplicaciones de transporte compartido, ya que a veces pueden esconder cláusulas que no contemplamos.

El segundo de los fallos «más comunes» de la lista es el de olvidarse confirmar el estado del vehículo. En este sentido, si existiese algún daño en el mismo, habría que ponerlo en conocimiento de la empresa para evitar cualquier reclamación posterior. Por ello, en algunos casos, sacar fotografías antes de arrancarlo y al finalizar el viaje puede ser muy útil ante posibles adjudicaciones indebidas de daños.

Otro de los errores es el de no vigilar los cargos extra que algunas compañías cobran a los usuarios. Por ejemplo, si el coche queda con poca batería o se ensucia el interior más de lo debido y necesita una limpieza extra, la compañía puede solicitar un cargo adicional.

Evitar responsabilidades es otro de los errores más frecuentes. En ocasiones, Voyadefenderte.com ha apuntado que las compañías de «carsharing» atribuyen muchos de los daños supuestamente cometidos a los usuarios. La mayoría de los coches de alquiler llevan incluido en el precio un seguro básico por daños y de responsabilidad civil, pero si se produce un incidente entre que el cliente estaciona el coche y lo alquila el siguiente usuario puede que haya algún problema. Incluso, algunas compañías cobran reparaciones al coche sin mostrar las pruebas de los desperfectos.

El último de los errores de la lista se relaciona con la valoración de la experiencia. Si el usuario no acaba satisfecho con el servicio o la compañía le pone algún problema como recargos por seguros, limpiezas o infracciones, el cliente tiene derecho a reclamar.

En este sentido, el socio fundador de Voyadefendeter.com, Vicente Martín, ha afirmado que es «necesario» fundamentar al máximo la reclamación y contar con un abogado especializado que informe a los usuarios sobre sus derechos como consumidor, primero intentando llegar a un acuerdo con la compañía, presentando una hoja de reclamación o acudiendo a los juzgados, después.