Los diez coches más rápidos y potentes del mundo

Alcanzan en segundos velocidades de infarto, pero no están al alcance de cualquiera

Actualizado:12345678910
  1. Hennessey Venom GT

    Poseer un superdeportivo es el sueño de cualquier amante de las cuatro ruedas. Rápidos, elegantes, divertidos y potentes, ofrecen las mejores prestaciones a aquellos que buscan sensaciones fuertes. Aunque con los límites de velocidad en España de 120 kilómetros por hora en autovías, 100 en carreteras convencionales y 90 en el resto de carreteras, a menos que nos desplacemos a una autopista alemana, o que tengamos la posibilidad de acceder a un circuito, serán muy pocas las ocasiones que tendremos de comprobar su velocidad máxima.

    Su precio es el mayor de los impedimentos, ya que no están al alcance de muchos bolsillos. Tanto para los que puedan permitirse uno como para los que tengan que conformarse con mirar, seleccionamos en estas páginas los mejores modelos. Un repaso también de lo mejor que puede dar de sí el mundo del motor.

    La lista de los vehículos de producción más rápidos del mundo, es decir, que no son fabricados en exclusiva ni para competición, la encabeza el Hennessey Venom GT, con una cifra de 434 km/h, gracias al chasis del Lotus Elise y a un motor V8 de 7 litros y turbocargador también usado en el Chevrolet Corvette Z06 Callera.

    Aun que su fabricación es tan limitada que su récord de velocidad no ha sido reconocido por el libro Guinness de los récords, que interpreta que no se trata de un vehículo de producción. Hennessey fabrica los motores en sus instalaciones de Sealy, Texas. Los motores son a continuación llevados en aviones de carga a la planta de montaje Hennessey cerca de Silverstone, Inglaterra, donde el Venom GT es construido y probado. Al comprador del Venom GT se le ofrece una orientación de conducción de 1 día e instrucciones por un piloto de pruebas de la fábrica Hennessey en una pista en el Reino Unido o en los EE.UU. antes de la entrega.

  2. Bugatti Veyron

    La segunda posición es para el Bugatti Veyron Super Sport, que se queda en tercera posición con 431 km/h de velocidad máxima gracias al motor de 8 litros y 16 cilindros en «W» que esconde bajo su carrocería. Con una potencia de 1001 caballos, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 2,5 segundos.

  3. Bugatti Chiron

    A continuación el Bugatti Chiron, con 420 km/h declarados. Sólo se han fabricado 500 unidades, y su precio supera los 2,6 millones de euros. El Chiron (4,54 metros de largo, 2,04 de ancho y 1,21 metros de alto) es el súper deportivo biplaza relevo del Veyron 16.4, con motor central, tracción total y estructura y carrocería de fibra de carbono.

    Rinde 1.500 CV. Otras de sus prestaciones hablan de un 0 a 100 km/h inferior a 2,5 segundos, de 0 a 200 km/h de menos de 6,5 segundos y de 0 a 300 km/h en menos de 13,6 segundos.

  4. SCC Ultimate Aero

    En cuarta posición está el SCC Ultimate Aero, que logra 411 km/h. Esta obra de ingeniería de Shelby SuperCars monta un motor V8 de 6,3 litros. Según el fabricante, el Ultimate Aero es aerodinámicamente estable a velocidades de hasta 437 km/h (270.94 MPH). El vehículo está fabricado con materiales ligeros como aluminio y fibra de carbono, y posee un motor con tres turbocompresores que desarrollan 1.183 CV. Tiene un precio de venta de más de 700.000 euros.

  5. Saleen S7 Twin Turbo

    En el «Top 5» nos encontramos con el Saleen S7 Twin Turbo , y sus 399 km/h. Producido entre 2000-2009, el S7 fue el primer superdeportivo de motor central fabricado en los Estados Unidos. El Saleen S7 tiene motor central trasero longitudinal, caja de cambios manual de seis velocidades y propulsión trasera. Inicialmente, el S7 se construyó con un motor de gasolina V8 atmosférico de 7,0 litros de cilindrada, cuatro válvulas por cilindro y 575 CV de potencia máxima. En 2004, el modelo fue renombrado a «S7 Twin Turbo», ya que se agregaron dos turbocompresores Saleen-Garrett que le permiten alcanzar 750 CV.

  6. Koenigsegg CCR

    Para el puesto número 6 nos desplazamos hasta Suecia, donde se fabrica el Koenigsegg CCR, que logra ponerse a 389 km/h. En su día fue el coche más rápido del planeta, antes de ser superado por el Bugatti Veyron. Lleva un motor V8 Ford Modular de 4,7 L con doble compresor volumétrico Lysholm de 806 CV y tiene transmisión manual de 6 velocidades.

  7. Mc Laren F1

    Plaza séptima para el espectacular McLaren F1 y sus 387 km/h. Entre sus pecularidades, está fabricado con fibra de carbono, lleva un motor BMW M V126.1 y el asiento del conductor está situado en el centro. Tiene un motor de gasolina atmosférico de 6,1 litros de cilindrada, 12 cilindros en V a 60° y cuatro válvulas por cilindro, ubicado en posición central trasera longitudinal. Entrega una potencia de 635 CV a 7 400 RPM y un par motor máximo de 649 Nm a 5 600 rpm.

  8. Pagani Huayra

    Octava posición para el Pagani Huayra BC, con sus 383 km/h. La firma italiana dota a este superdeportivo con un propulsor de gasolina biturbo V12 de 6.0 litros preparado por AMG, con 730 CV de potencia y 1.000 Nm de par motor máximo. Con él, la aceleración de 0 a 100 km/h es de 2,9 segundos y la velocidad máxima de 386 km/h.

  9. Zenvo ST1

    En la cola de la clasificación, ocupando la novena plaza entre los más veloces del mundo, el Zenvo ST1, con 375 km/h. El Zenvo ST1 tiene un motor central trasero V8 con una cilindrada de 7.000 cc sobrealimentado de origen Chevrolet, con una potencia de 1.120 Cv (810 kW, 1.104 hp) y 1.430 Nm.

    La potencia se envia a las ruedas traseras a través de una transmisión manual de 6 velocidades. Zenvo Automotive es un constructor de superdeportivos artesanales danés. Fue fundada por Troels Vollertsen. El nombre proviene de la combinación de las dos primeras y tres últimas letras de su apellido.

  10. Noble M600

    Y finalmente, llegamos al número diez, que es el Noble M600 y sus nada despreciables 362 km/h gracias a su motor Yamaha V8 de 4,4 litros.

    Noble es una firma de automoción británica que cuenta con poco más de 15 años de historia, la fundó Lee Noble en 1999 y en 2006 la vendió a Peter Dyson pero el objeto de la compañía no ha cambiado en ese proceso, diseñar y construir deportivos únicos.