Por qué tu GPS puede dejar de funcionar

Desde el 6 de abril los sistemas de navegación realizarán una transición en el formato de fecha que puede provocar errores

Actualizado:

Desde el 6 de abril presta mucha atención al navegador GPS de tu coche, porque es posible que dé fallos o directamente deje de funcionar. Es algo similar a lo que sucedió con el conocido «efecto 2000», cuando cabía la posibilidad de que millones de ordenadores y cajeros automáticos dejasen de funcionar debido al cambio de fecha. En este caso, los dispositivos de navegación GPS se enfrentarán el próximo 6 de abril a una actualización que, aunque debería ser rutinaria, conlleva unos ciertos riesgos, sobre todo para los aparatos más antiguos.

Estos dispositivos van a realizar una transición en el formato de fecha que utilizan para medir el tiempo, debido a que el sistema de medición que aún se usa, heredado de sus orígenes en la década de los setenta, llega al límite de semanas que puede contar, según la advertencia lanzada desde el el Observatorio Naval de Estados Unidos.

El organismo estadounidense considera que «corresponde a los receptores de los usuarios resolver la ambigüedad en el número de semanas». Aunque los dispositivos GPS recientes y actualizados no deberían verse afectados, «los receptores GPS antiguos pueden causar problemas», señalan.

Por qué se produce la actualización

El estándar temporal del GPS tiene un máximo de 1024 semanas debido a su sistema de 10 bits establecido en su desarrollo en los años setenta, lo que se traduce en 19,7 años, tras lo que se produce un cambio de época. Esto se debió a «las limitaciones de memoria y las necesidades de acortar al máximo la longitud de los mensajes de navegación», según declaraciones de Serni Ribó, ingeniero del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a Europa Press.

La denominada como 'primera época del GPS' comenzó el 6 de enero de 1980 y concluyó el 21 de agosto de 1999. Desde entonces, dio comienzo la segunda época, que debido al límite del número de semanas tendrá su fin este 6 de abril.

La situación a la que se enfrenta el ecosistema GPS es similar a la que afrontó el sector informático en el año 2000, cuando la transición de fecha al nuevo milenio en los dispositivos electrónicos, que codificaban el año solo con dos dígitos, desató el miedo al conocido como 'efecto 2000'.

Los expertos coinciden en que el efecto 2000 era un problema similar. Sin embargo, aunque en la actualidad exista un mayor número de usuarios que en 1999, «no creo que vaya a haber ningún problema importante», afirma Ribó desde el CSIC.

Según informa TomTom, uno de los principales fabricantes de sistemas de navegación, el denominado «GPS Week Number Rollover (WNRO)» ocurre cada 19 años, y la próxima ocasión será el 6 de abril de 2019. «Al igual que los cuentakilómetros de los coches más antiguos pasan de 99 999 km a 0, el GPS WNRO restablece el calendario del GPS a 0». Este reinicio provoca una mala comunicación entre los satélites GPS y los chips receptores GPS, y como resultado, algunos chips de los navegadores perderán la capacidad de procesar ciertas funciones. Los usuarios de esta marca pueden comprobar si su navegador se verá afectado por esta actualización accediendo a la una página web que han habilitado [pincha AQUÍ para acceder].

También Garmin ha habilitado una sección de consultas accediendo a su página Web [ AQUÍ], a través de la cual sus clientes y usuarios pueden comprobar su si navegador está entre los que pueden causar problemas a partir del 6 de abril.