Luca de Meo, junto al Cupra Tavascan

Cupra Tavascán, 100% eléctrico de lujo concebido en España

Frankfurt Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De las costas baleares a la alta montaña del Pirineo. Pocos meses después de haber presentado el Formentor, Cupra ha mostrado hoy en el marco del Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA) su nuevo Tasvascán, este 100% eléctrico, en la confirmación de la apuesta de Seat y de su submarca deportiva por la electrificación.

Por el momento, el Tavascan es solo un muy atractivo prototipo ("concept car") de crossover de cuatro puertas que, fuentes de la compañía precisan a ABC, debe tener una traslación prácticamente mimética a la línea de montaje. La dirección aún no ha decidido su producción y comercialización, pero parece una decisión ya más que madurada. «Tiene buena pinta», ha resumido de modo coloquial el presidente de Seat, Luca de Meo, durante la presentación del modelo.

Combinando las formas de un SUV con las de un coupé deportivo, el Tavascán, como el Formentor que se comercializará a partir de 2020, refuerza la apuesta de Seat, en este caso a través de Cupra, por la eletrificación: híbrido enchufable en el primer caso, cero emisiones en el segundo. Es un paso más en la ofensiva de la automovolística española por los coches de bajas o cero emisiones que se materializará el próximo año.

A los ya conocidos El Born (que se fabricará en la nueva plataforma eléctrica de Volkswagen), el citado Formentor (que se hará en Martorell sobre la misma plataforma que el Leon), el Mii eléctrico, la versión híbrida del Tarraco (que también se ha destapado hoy en el certamen alemán), así como las dos versiones híbridas enchufables del Leon, y del Leon ST, estos dos últimos a partir de la nueva versión del superventas de la firma.

«Cuando enseñamos el Formentor, nos planteamos cuál era el siguiente paso. Y el planetamiento fue: hay que apuntar alto. Y de ahí salió el Tasvascan, que es lo que Cupra quiere ser en el futuro», ha explicado Luca de Meo.

El Tasvascán cuenta con dos motores (uno integrado en el eje delantero y otro en el trasero) que transmiten una potencia combinada de 306 CV (225 kW) a las cuatro ruedas. El prototipo de CUPRA alcanza los 100 km/h en menos de 6,5 segundos. Sus baterías de litio ofrcen una autonomía de hasta 450 km.