¿Cuándo hay que cambiar la batería del coche?

La batería es uno de los elementos fundamentales del coche y su mantenimiento básico para el funcionamiento del mismo

MadridActualizado:

La batería de arranque del coche es uno de los elementos más importantes pues aporta la energía necesaria para arrancar el coche y también la energía para que funcionen funciones básicas del coche como el cierre centralizado, la iluminación, el limpiaparabrisas, el reloj, el GPS o la radio.

¿Cómo funciona?

Cuando el motor está en marcha, la batería se recarga gracias al alternador; es decir, produce su propio líquido para alimentarse mientras el motor está funcionando. Las baterías tienen la cualidad de generar y acumular energía a la vez.

Como recomienda la cadena Midas deberíamos revisar la batería del coche cada 6 meses o cuando el vehículo tenga más de 2 años, mientras que a los 4 años a menudo resulta conveniente cambiarla, aunque esto es muy relativo. La vida útil de una batería varía mucho según el uso que se haga del vehículo, la marca de la misma y otros factores. En algunas ocasiones el desgaste se produce antes de tiempo debido a una avería en el alternador, si se hace un uso excesivo del arranque o si se mantiene inactiva durante largas temporadas.

Las baterías son bastante sensibles a las temperaturas extremas, sobre todo si son muy bajas. Las baterías que están muy usadas no suelen resistir heladas u oleadas de calor muy acusadas. Es especialmente importante revisarlas en invierno, ya que en esta época se encuentran más frías y, por ende, más vulnerables ante cualquier problema añadido. Las comprobaciones estáticas se pueden realizar rápidamente en cualquier autoservicio y aportan información sobre el porcentaje de vida que le queda a la batería.

El conductor debe plantearse cambiar la batería cuando comience a ver los primeros síntomas de desgaste: cuando el motor arranca con dificultad o poca potencia, por ejemplo. Si se deja transcurrir demasiado tiempo con la batería desgastada, no sólo puede estropearse totalmente, sino que el vehículo puede sufrir otras averías.

En la mayoría de los coches es muy fácil identificar el momento de sustitución de la batería, ya que incorporan en el cuadro de mandos un indicador sobre el estado de la misma que señala cuándo hay que cambiarla. A pesar de la presencia de este indicador, siempre será más seguro acudir a un taller para que realicen un diagnóstico del estado de la batería.

Las sustituciones siempre deben llevarlas a cabo personal especializado, ya que si se manipula de forma incorrecta podría ser peligroso para la salud; hay que tener en cuenta que las baterías contienen en su interior líquidos corrosivos que pueden dañar a las personas y al medio ambiente. Por esta misma razón es obligatorio reciclar la batería antigua cada vez que se sustituya por otra nueva.