Crean la primera escuela de repartidores para mejorar la seguridad vial y la eficiencia

Los accidentes con víctimas en los que están implicadas furgonetas han crecido un 50 por ciento en los últimos seis años

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La profesionalización de la figura del repartidor, clave dentro de la cadena de suministro, es uno de los objetivos de la Escuela de Repartidores de UNO, que se acaba de poner en marcha como un primer paso para lograr una certificación que acredite la calidad y profesionalidad de los repartidores que por ella pasen.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha visitado esta Escuela de Repartidores de UNO, dependiente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte. Se trata de una iniciativa pionera en España, promovida por las empresas de paquetería y logística, que cuenta con el respaldo del ministerio de Fomento y de la Dirección General de Tráfico (DGT), para formar a los profesionales del reparto en las nuevas habilidades que el mercado les demanda como el uso de nuevas tecnologías, la gestión de rutas, el servicio de atención al cliente, la conducción eficiente y la seguridad vial.

“Vivimos en la cultura de la inmediatez, todo lo que deseamos queremos tenerlo en el momento y eso conlleva unos costes, no sólo económicos. De esta forma de consumo y de la distribución de los productos saben mucho los organizadores y los alumnos de esta primera Escuela de Repartidores que es pionera en España, pero que sin embargo, son los grandes olvidados en los planes de movilidad de las ciudades. Se habla de impulsar el transporte público, de otros medios de transporte alternativo, de ayudas… ¿pero quién se preocupa porque la distribución de los productos llegue al ciudadano y se realice de la forma más eficiente y segura posible? ha señalado Pere Navarro.

“En grupos reducidos, de entre 12 y 15 alumnos, la Escuela de Repartidores imparte una formación, distribuida en 50 horas presenciales, centrada en las nuevas demandas vinculadas a la distribución urbana de mercancías. La iniciativa tiene un enfoque multidisciplinar y eminentemente práctico, que es lo que solicitan las empresas”, explicó el presidente de UNO, Francisco Aranda, al Director General de Tráfico.

Durante su visita a la Escuela de Repartidores de UNO, Pere Navarro probó los simuladores con los que PONS Seguridad Vial imparte en la Escuela de Repartidores sesiones de conducción eficiente y seguridad vial. Además, se aproximó al Scoobic, el innovador vehículo, híbrido entre moto y furgoneta y 100% eléctrico, que han probado los alumnos en sus clases prácticas sobre reparto de última milla.

Ana Gómez Arche, CEO de PONS Seguridad Vial, partner de referencia de la Escuela de Repartidores de UNO, explicó que la llegada del e-commerce ha supuesto todo un proceso de inversión en el modelo de transporte urbano de mercancías. “El cliente se desplazaba a por la mercancía y ahora es la mercancía la que se desplaza a por el cliente. Dicho de otro modo, el transporte tradicional de la mercancía en la ciudad la realizaba el propio usuario. Ahora se incluye en la venta y forma parte de su cadena. Por este motivo exige, como ocurre con la misma venta, un ejercicio cada vez mayor de profesionalización y calidad”, aseguró. PONS Seguridad Vial ayuda a la Escuela de Repartidores de UNO en el desarrollo de este proceso.

Durante la visita, Pere Navarro se dirigió a alguno de los alumnos de la Escuela de Repartidores: “Se os ha hablado durante el curso de la importancia de realizar una conducción eficiente, pero más importante si cabe es que os desplacéis de forma segura. La moto, la furgoneta es vuestra oficina y el reparto de última milla no se caracteriza por realizarse en condiciones de tráfico fluido, sino por un conjunto de factores externos que lo condicionan y mucho y que en determinadas ocasiones pueden acabar en un accidente. Por tanto, gracias a los impulsores de esta Escuela y gracias a los alumnos, porque con esta formación nos ayudáis a conseguir una movilidad más segura y eficiente”, indicó el director general de Tráfico.