Si bebes, no conduzcas
Si bebes, no conduzcas - ABC.es

Consejos para no dar positivo en los controles de alcoholemia

Analizamos si son efectivos alguno de los trucos más populares que «supuestamente» sirven para engañar a los alcoholímetros

MADRIDActualizado:

Chupar la batería de un teléfono móvil, masticar hierba o café, hacer deporte o beber mucha agua. Son algunas de las técnicas que supuestamente hacen que al someternos a un control de alcoholemia lo podamos superar sin dar positivo. Pero en realidad ¿qué tienen de cierto todos estos trucos?

Correr y hacer sentadillas, por ejemplo, se supone que sirve para que la sangre circule más rápido por nuestro cuerpo, facilitando la eliminación del alcohol. Lo cierto es que a través del sudor se puede eliminar parte de ese alcohol, pero muy lentamente. Por lo tanto, el esfuerzo no servirá de nada, y lo más probable es que después de practicar ejercicio intenso sigamos dando positivo.

Masticar hierba, chicles o chupar la batería de un móvil. Ya en principio alguna de estas recetas suena un poco absurda. Y así es. Masticar un chicle o un caramelo puede servir para absorber el alcohol que tengamos en la boca, pero no actúa respecto al alcohol «alveolar», que es el que miden los alcoholímetros de la Guardia Civil de Tráfico. Y mucho menos si, por las sospechas que los agentes puedan tener, nos someten a un examen de alcohol en sangre. Respecto a la batería del móvil, casi sobra cualquier comentario, aunque el acto en sí puede resultar bastante gracioso (sobre todo después de haber bebido un par de copas).

Otra de las recomendaciones habituales es la de tomar una aspirina o una pastilla de vitamina B, uno de los ingredientes de ciertos medicamentos o bebidas publicitados en algunas páginas web como «remedios» para reducir el alcohol en sangre. Pese a la promesa de conseguirlo hasta en un 50%, tampoco resultan efectivos.

Las personas que piensan que bebiendo mucha agua se disminuye la concentración de alcohol en la sangre también están equivocadas. Es cierto que tras la ingesta de agua se produce más cantidad de orina que inmediatamente es expulsada. Pero el principal componente de esa orina es…..el agua. Es decir, que este sistema tampoco sirve para «esquivar» el control de alcoholemia.

Realmente solo existen dos métodos efectivos par no dar positivo. El primero de ellos es esperar hasta que se pasen los efectos del alcohol antes de coger el coche. Como norma general el cuerpo humano elimina 0,20 gr de alcohol por litro de sangre cada hora. Es decir, que la espera mínima ha de ser por lo menos de 5 horas.

El remedio más eficaz de todos para no dar positivo es el que hemos dejado para el final. Lógicamente se trata de no beber. Y si no nos hemos podido resistir a realizar unos cuantos brindis durante estas fechas, dejar el coche aparcado, ceder las llaves a una persona que no haya bebido, o utilizar el transporte público para nuestros desplazamientos. Al volante nada de alcohol.