Carrereras europeasComprobado: Todos los caminos llevan a Roma

Las infografías y el análisis de un grupo de expertos diseñadores demuestran que, en efecto, las principales rutas europeas conducían, y conducen, a la capital del Imperio

MadridActualizado:

En tiempos de Roma se decía que todos los caminos conducían a la capital del Imperio, pero es que, en nuestros días, resulta que tan manida expresión resulta seguir siendo vigente.

De hecho, los diseñadores Philip Schmitt, Benedikt Groß y Raphael Reimann decidieron comprobar si en Europa el dicho era cierto. Para ello dividieron un gran mapa de Europa en 486.713 casillas y convirtieron cada una en un punto de partida dirigido a la capital del antiguo Imperio Romano. Luego «bastó» aplicar la magia de los algoritmos.

A través de una tecnología de creación de rutas llamada GraphHopper y los datos sobre carreteras de Open Street Map, crearon un algoritmo que averiguase la ruta más rápida entre cada uno de esos puntos y Roma, que no siempre es la más corta o la más lógica.

Tras averiguar todos los caminos, el equipo de diseñadores combinó los datos para ver cuáles eran los segmentos de autopista con más tráfico, aquellos por los que pasan más rutas al dirigirse a Roma. Y cuanto más se acercan a la ciudad, más se repiten las carreteras.

El resultado se asemejó a las ramas de árboles o a las venas y arterias. Así que decidieron extenderlo a Estados Unidos, donde hay localidades llamadas Rome; en este caso, las rutas son desde cada uno de los puntos de partida hasta su Roma o Rome más cercana. De vuelta a Europa, hicieron lo mismo con todas las capitales.

Las infografías finales son muy ilustrativas sobre la disposición de carreteras y autopistas en los distintos lugares del mundo. Y evidencian que, en cierto modo, por lo menos en Europa, es cierto que todos los caminos conducen a Roma.