Cómo es la nueva normativa de medición de emisiones europea RDE

Se trata de la primera prueba a nivel mundial que se realiza directamente en carretera

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los vehículos de combustión que se comercializan en Europa tienen que someterse, desde el pasado 1 de septiembre, a la nueva normativa de medición de emisiones europea RDE. Se trata de la , con el fin de primera prueba a nivel mundial que se realiza directamente en carretera y que tiene como objetivo medir y controlar estas emisiones contaminantes de NOx y partículas en condiciones reales de conducción.

El RDE no sustituye al WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés) sino que lo complementa. Sólo Europa ha implantado controles de este tipo con límites de emisiones que se irán reduciendo con el tiempo.

Con el nuevo método de certificación se mide también la emisión de contaminantes durante la utilización real del vehículo en la carretera: con las normativas de gases de escape recientes Euro 6c, Euro 6d-TEMP y Euro 6d, la certificación WLTP de laboratorio se complementa con una medición de las emisiones de contaminantes en carretera.

No se trata de un ciclo fijo especificado, se conduce y se mide en el tráfico cotidiano en cumplimiento del código de circulación alemán (StVO). Los vehículos se mueven entre 90 y 120 minutos en vías públicas, un tercio en ciudad, fuera de ciudad y en autopista, respectivamente. Para ciudad, la velocidad media está prevista entre 15 y 30 km/h, en autopista deben alcanzarse velocidades de 90 y al menos 110 km/h, pero no superiores a 145 km/h. La temperatura exterior debe estar entre 0 y 30 °C y el aire acondicionado conectado.

El recorrido de prueba no puede realizarse a más de 700 metros sobre el nivel del mar y solo puede existir una diferencia de altitud de 100 metros.

Evolución tecnológica

En los últimos 15 años, la innovación tecnológica ha ayudado progresivamente a disminuir los límites de NOx y de partículas de los motores diésel. Los nuevos filtros son altamente eficientes y eliminan el 99,9% de partículas incluyendo las ultrafinas, según explican desde el sector. Además, los vehículos emiten hasta un 84% menos de NOx que vehículos de hace 15 años.

El «Nuevo ciclo normalizado europeo» (NEDC), en uso desde 1992 en Europa, se desarrolló en principio como un recorrido de medición teórico. Sin embargo, un método de certificación moderno debería poder proporcionar unos valores más realistas. El método del ciclo normalizado europeo ya no satisface esta demanda. Por ello se desarrolló el método WLTP, como resultado de una iniciativa de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE).

Además, con el nuevo método de certificación se mide también la emisión de contaminantes durante la utilización real del vehículo en la carretera: con las normativas de gases de escape recientes Euro 6c, Euro 6d-TEMP y Euro 6d, la certificación WLTP de laboratorio se complementa con una medición de las emisiones de contaminantes en carretera.

El método WLTP reduce considerablemente la diferencia entre los valores determinados en bancos de pruebas y los valores de consumo reales. Esto se debe al nuevo ciclo de marcha, que representa mejor los perfiles de conducción actuales. Además, deben identificarse los valores de consumo específicos de cada vehículo. Eso quiere decir que, al determinar los valores de certificación, se tienen en cuenta las dimensiones, la resistencia aerodinámica y la resistencia a la rodadura, así como los equipos opcionales. A ello se añade la determinación de las «Real Driving Emissions» (emisiones en conducción real o RDE en inglés), que garantiza que los valores de contaminantes relativos a los óxidos de nitrógeno y la proporción de partículas no solo se cumplan en condiciones de laboratorio, sino también en el tráfico rodado real.

Aun así, el WLTP tampoco puede proporcionar valores de consumo «individuales». Así, sigue siendo un ciclo de prueba estandarizado que no es capaz de representar el consumo personal de cada conductor. El consumo real de un vehículo en carretera depende considerablemente de la forma de conducir, del perfil de desplazamiento, de la densidad del tráfico, de la carga del vehículo y de circunstancias externas como la temperatura, factores que no son posibles de reproducir en un método de ensayo estandarizado.

Respecto al RDE, las fechas de aplicación para las nuevas matriculaciones se iniciaron el 1 de septiembre de 2018, con el sistema de medición de partículas para vehículos turismos y las furgonetas más pequeñas. 1 año después para las furgonetas más grandes.

La siguiente fase, que ha comenzado el 1 de septiembre de 2019 contempla la medición de las emisiones de NOx en para los vehículos turismos y las furgonetas más pequeñas (1 año después para las furgonetas más grandes). En 2021, se introducirán límites más exigentes para emisiones de NOx.