Los coches se hacen de cristal, con techos panorámicos y lunas anti balas

El Salón de Frankfurt ha mostrado numerosas creaciones en las que las superficies acristaladas ganan terreno a las carrocerías tradicionales

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Salón de Frankfurt se ha convertido en una muestra en la que las principales marcas de automoción exponen tanto sus últimas creaciones como los modelos que podrán o no llegar en un futuro más o menos próximo. En muchos de sus modelos experimentan con materiales y conceptos, entre los que, en la presente edición, han destacado los cristales y superficies transparentes.

Entre lo más llamativo visto en la edición de este año destaca, según los expertos de Carglass, el Audi AI:TRAIL, un «concept car» con el que Audi expresa su idea de cómo cómo debería ser el vehículo ideal de futuro para explorar la naturaleza. Por eso no tiene grandes pantallas en el interior, y sí una enorme superficie acristalada para no perdernos nada de lo que nos rodea y “crear una intensa conexión con el entorno”, en palabras de su diseñador.

Destaca la forma en ángulo de las ventanillas laterales, que tiene diversas funciones. Desde el punto de vista estático, traza una línea de cintura en la carrocería. Desde una perspectiva funcional, su pliegue interior da a los pasajeros más espacio en los hombros y los codos. Además, al extenderse las ventanillas hacia abajo se puede ver el suelo por el que pisa el coche, incluso entre las ruedas.

El enorme parabrisas delantero panorámico proporciona una sensación de “cabina de helicóptero” (como en el Tesla Model X). Y la superficie acristalada se extiende hasta todo el tecno. Incluso la parrilla delantera tiene un efecto de vidrio.

Otra interesante novedad es que este concept es que está equipado con cinco drones, que vuelan por delante del coche iluminando el camino y proporcionando imágenes. Y cuando se quedan sin batería, se posan en el techo del coche para cargarse de forma inductiva.

También pensando en la práctica del todoterreno y las expediciones fuera de la carretera, Land Rover ha presentado el nuevo Defender, un coche con un nombre icónico que mantiene gran aprte de las aptitudes 4X4 del Defender original, pero que adopta todas las innnovaciones tecnológicas posibles. Este mnodelo incorpora un sofisticado Head-up Display en el parabrisas, capaz de replicar en vídeo lo que se muestra en la pantalla táctil central, incluidos los gráficos que ayudan en conducción todoterreno.

Para mejorar la visibilidad en este entorno, clave para la conducción todoterreno, el nuevo Defender tiene la tecnología de capó invisible ClearSight Ground y de visión trasera ClearSight Rear View. El primer sistema muestra en la pantalla central la zona que suele estar oculta por el capó, directamente delante de las ruedas delanteras. El sistema ClearSight Rear View ofrece visión trasera mejorada: con solo tocar un botón, el retrovisor interior pasa de ser un espejo a una pantalla digital que muestra la imagen de una cámara de alta definición que apunta hacia atrás y que está instalada en la parte superior trasera del vehículo. Gracias a ello, los pilares traseros y la rueda de repuesto parecen invisibles y se eliminan los ángulos muertos traseros.

BMW tiene una larga tradición en coches blindados y su última creación es un auténtico acorazado. Este modelo presume de un nivel de protección balística VR6, que garantiza resistencia ante, por ejemplo, disparos de un rifle de asalto AK-47. El parabrisas y las ventanillas son de cristal de seguridad multicapa (con una capa de policarbonato como protección adicional ante metralla.) de 33 milímetros de grosor.

Además, se ha trabajado en el blindaje de las juntas y en las uniones entre carrocería y cristales. Y por si fuera poco, La innovadora tecnología “Post Blast Protective Technology” para los cristales de seguridad garantiza una protección especialmente eficaz contra segundos ataques. Todas las ventanas permanecen en su sitio incluso después de una explosión, sin formarse espacios entre los cristales y la carrocería. El parabrisas y las ventanillas laterales están calefactados, y la apertura de las ventanillas delanteras puede limitarse a unos diez centímetros para evitar la entrada de objetos de gran tamaño en el vehículo.

La marca asegura que este modelo puede soportar explosiones de hasta 15 kilogramos de TNT a una distancia de cuatro metros, y la protección de bajos ofrece resistencia ante granadas de mano de tipo DM51 y, opcionalmente, protección contra granadas HG85, de superior potencia.

Otra firma alemana, Mercedes-Benz, experimenta con el modelo Vision EQS y su cuerpo de cristal. Este automóvil conceptual tiene un diseño en dos tonos, con la parte superior del coche creando la impresión de ser de cristal. Ambas zonas cromáticas están separadas por una banda luminosa LED denominada “Lightbelt”, que acentúa el contorno del vehículo y confiere al diseño una estructura de dos cuerpos.

Gran protagonista también ha sido el nuevo coche eléctrico de Vokswagen, que cuenta con un un parabrisas con multitud de funciones. El ID. 3 tiene un parabrisas con Head-up Display de Realidad Aumentada (RA) que ofrece la información al nivel óptico del conductor de una distancia de entre tres y diez metros delante del vehículo.

El parabrisas del ID.3 también aloja la cámara que, entre otras funciones, proporciona información a los faros Matrix LED interactivos. Esta cámara analiza el tráfico que circula por delante y en sentido contrario. Con base en estos datos, la luz de carretera se enciende automáticamente a velocidades superiores a 60 km/h y permanece activa sin deslumbrar a los vehículos que circulan en sentido contrario, lo que mejora la iluminación de la carretera y del borde de la carretera al atardecer y por la noche.