Claves del final del diésel y el motor de combustión

Los más importantes fabricantes deciden abandonar las mecánicas de gasóleo y crean “marcas eléctricas”

MADRIDActualizado:

Será difícil que se dé marcha atrás a la caza y captura del Diésel, el gran preotagonista del año 2018 que acabamos de dejar atrás. A pesar de los muchos estudios y reportajes que demuestran la eficiencia y “ecología” de los más modernos, parece que se acerca su extinción. Se ha notado en las ventas a lo largo de 2018, con la gasolina ya por delante del diésel, y con mecánicas híbridas tomando impulso, al igual que los coches 100% eléctricos, con incrementos porcentuales de tres cifras, aunque el número total de matriculaciones sea de momento insignificante respecto a las ventas de coches de gasóil o gasolina.

Una vez puesta en marcha la gran maquinaria sancionadora, la demonización es imparable, según el análisis realizado por los expertos de Tallerator, que se preguntan si esta demonización es legítima.

Todo parte de la base de que “los motores diésel contaminan más que los de gasolina”. Afirmación “popular” en décadas pretéritas que, sin embargo, se ha utilizado de forma sesgada y generalizada en la catualidad. Y por tanto, bastante errónea.

Gobiernos y estamentos europeos se han lanzado, directamente, a ponerles fecha de caducidad. El problema es que han legislado sin tener en cuenta estudios independientes y datos actualizados.

De momento, hay un tiro que les ha salido por la culata. Si se pretendía mejorar en lo “ecológico”, se ha conseguido, a corto plazo, lo contrario. Las emisiones medias de CO2 han aumentado por la caída de ventas de coches nuevos Diésel. Así lo asegura FACONAUTO.

Además de ésta, casi la totalidad de las implicadas en el sector se han mostrado, como poco, alarmadas y escandalizadas ante el anunciado final del motor de combustión.

Hay fechas fijadas, y aseguran que son demasiado cercanas. Entre 2020 y 2050 debe hacerse la descarbonización del transporte. Deben dejar de producirse motores de combustión, y pocos profesionales y asociaciones lo creen viable… Pero el comparador de talleres y neumáticos online Tallerator destaca un punto muy importante que, en general, no se suele tener en cuenta en los debates. Ese punto corresponde al de los propios fabricantes de motores. Porque las marcas de coches ya están más que decididas y preparadas. El último anuncio ha sido de Toyota. A finales de 2018 dieron el “adiós” comercial a los diésel. Y es una más que se suma. Como Volvo, que también renuncia ellas.

Y no solo a los diésel. Puede que el 2020 esté demasiado cerca para implantar medidas calificadas como demasiado drásticas o irreales. Pero ojo, también es cierto que justo para ese año, gigantes como Grupo Volkswagen, Hyundai, Mercedes, Nissan y Volvo estarán listas. Lo están diciendo una y otra vez. Trabajan por iniciativa propia en gamas totalmente electrificadas que estarán en los concesionarios en un par de años. Nacerá la marca EQ, de Mercedes, la gama I.D. de VW y la firma Polestar de Volvo.

En el debate “anti-Diésel” y del futuro del motor de combustión en general, esto poco se comenta, y debería tenerse en muy en cuenta: Las marcas han tomado la decisión y van muy avanzadas. Tienen en desarrollo multimillonarios programas “eco” y la mayoría tendrá gamas enteras de, al menos, coches electrificados.

Tras terminar un 2018 que puede titularse como Año Diésel, resulta curioso recordar que los primeros vehículos autopropulsados eran eléctricos.