El Citroën C4 que homenajea a los cactus en Ibiza

El artista Arno Bani personaliza un modelo de la firma francesa que ejerce como embajador de su espacio dedicado a las cactáceas en la isla

MadridActualizado:

Los cactus son plantas con propiedades fascinantes. Su forma, cómo almacenan el agua que escasea en entornos desérticos… todo parece pensado para lograr la máxima eficiencia y una perfecta adaptación al medio. Son muchas las ventajas de esta familia del reino vegetal, algo que han sabido hacer tanto los responsables de Citroën, que eligieron su nombre para una familia de concept-car y, finalmente, para un modelo caracterizado por bajos consumos y costes de mantenimiento, con prestaciones que cubren una variedad de necesidades.

El Citroën C4 Cactus se ha convertido en el mejor embajador de una iniciativa rompedora: Ibiza Cactus, un espacio dedicado íntegramente a todas las facetas de la familia de las cactáceas, desde las más puramente vegetales hasta las más vanguardistas. Además de por su nombre comercial, el Citroën C4 Cactus ocupa su lugar en esta iniciativa gracias a su diseño original y rompedor y su compromiso con la eficiencia y el bajo consumo, un rasgo común con los cactus.

Arno Bani, artista y fotógrafo, es también un fan de los cactus, en todas sus facetas, tanto vegetales como artísticas o automovilísticas. Para homenajear a sus plantas favoritas, ha creado Ibiza Cactus, un laboratorio de tendencias situado en la exclusiva Marina Botafoch de la capital ibicenca. Es el lugar perfecto para familiarizarse con estos seres vivos, gracias al vivero Ibiza Cactus Farm, en el que crecen ejemplares curiosos o de especies raras, o comprobar cómo estas plantas son fuente de inspiración para diseñadores como Ora-Ito, maquilladores como Topolino o estilistas como John Nollet en la Ibiza Cactus Gallery. Finalmente, en la Ibiza Cactus Bazar, se pueden adquirir todo tipo de objetos ligados a estos resistentes vegetales.

En este homenaje a las plantas más eficientes del desierto, el Citroën C4 Cactus personalizado por el artista Arno Bani ejerce el papel de embajador de este espacio novedoso. Este vehículo, como los cactus, tiene un consumo reducido y se adapta perfectamente a su medio, estará muy visible en la marina Botafoch y se utilizará para entregas a domicilio y acogerá a las personalidades que acudan al Ibiza Cactus.