Centro de alto rendimiento para los pilotos e ingenieros del futuro

La instalación busca mejorar la formación práctica y potenciar el talento en España

MadridActualizado:

Más de 15.000 metros cuadrados conforman un nuevo y llamativo edificio en los límites de Alcorcón. Se trata del Motor & Sport Institute (MSi), una iniciativa de Teo Martín Motorsport, referencia internacional de la ingenieria y preparación de pilotos de categoría mundial. Las instalaciones integran las principales áreas del automovilismo deportivo y de la alta tecnología en automoción, como son la formación técnica, la preparación física y psicológica de pilotos, y la práctica deportiva sobre el terreno.

De este nuevo proyecto, fruto del trabajo de más de dos años, saldrán los futuros técnicos e ingenieros del automovilismo, muchos de ellos especializados en la competición. Se promete una formación universitaria de calidad en la que entra a formar parte de la familia MSi la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Ambos han firmado un acuerdo de colaboración para que los estudiantes de ingeniería industrial apasionados de la alta tecnología puedan formarse en el nuevo centro docente de esta Universidad, con las mejores instalaciones de Europa, además de para facilitar a los ingenieros y mecánicos del futuro una sólida formación práctica para así salir al encuentro de las necesidades del mercado.

Ingenieros del motor

A partir del mes de septiembre, cerca de 80 alumnos podrán cursar el nuevo Grado de Ingeniería de Sistemas Industriales, con las menciones de automoción, organización industrial, tecnologías industriales y robótica. «Nuestra intención es formar a los técnicos del futuro. Los profesores de la UFV darán todas las clases teóricas y nosotros ofreceremos las clases prácticas sobre el terreno, como solo existe en algunas universidades inglesas», indica Emilio de Villota, director del MSi durante la visita de ABC a las instalaciones. «Ya contamos con 60 alumnos inscritos de muy distintos perfiles. Casi todos son personas que no sabían de la existencia de esta carrera y se ha entusiasmado al enterarse», añade.

Por su parte, Teo Martín, ha decidido fundar este fastuoso edificio porque «muchos de los ingenieros y mecánicos que finalizaban sus estudios tenían grandes carencias en lo referente a la práctica». Además, «estamos absolutamente seguros de que existe mucho talento en España y que solo se necesitan las herramientas adecuadas para desarrollarlo», concluye.

Áreas únicas de aprendizaje

Las instalaciones cuentan con las mejores áreas para la «creación» de todo un coche de carreras. De hecho, su pretensión es construir un vehículo que compita en el Dakar o en las 24 Horas de Le Mans. De esta manera, los alumnos podrán seguir todos y cada uno de los procesos por los que pasa un vehículo de esta categoría: un parque tecnológico para estudiar y diseñar piezas, una sala para fabricar cualquier chasis y componente que este necesite -con una zona de tratado y pintado de la carrocería-, un túnel de viento con un ventilador que alcanza los 300 kilómetros por hora para testar la aerodinámica del chasis, y un banco de potencia para la puesta a punto de los motores, incluso eléctricos e híbridos.

Los alumnos disfrutarán de un completo espacio y diez aulas para sus clases teóricas en dos turnos de mañana y de tarde, -instalaciones destinadas a albergar, en un futuro, cerca de 700 alumnos,- además de que comenzarán con la formación práctica ya desde el primer curso. Una formación que se completará en una de las 3.900 empresas e instituciones con las que la universidad tiene convenio.