Consejos

Los bujes: qué son y por qué no debes olvidarlos cuando cambies los frenos

Tanto el óxido acumulado, como un mal montaje pueden causar que esta pieza no gire de forma correcta, afectando directamente al funcionamiento del disco de freno y, por lo tanto, a la seguridad del vehículo

Actualizado:

El desmontaje y montaje de las nuevas piezas del disco de freno debe cumplir un proceso estricto y detallado, que no debe olvidar los bujes.

El buje es la pieza circular a la que está unido el disco de freno. Tanto el óxido acumulado, como un mal montaje pueden causar que esta pieza no gire de forma correcta, afectando directamente al funcionamiento del disco de freno y, por lo tanto, a la seguridad del vehículo. Además, también existen vibraciones al frenar, generalmente ocurre tras un recorrido de 1.500 a 3.000 km., originadas por la falta de ventilación en las pastillas de freno, máximo 0.15 mm en cada lado.

ATE, especialista en frenos del grupo Continental, detalla una serie de consejos en la limpieza de los bujes, algo muy importante cada vez que se cambia de freno.

Consejos de montaje Buje:

1. Limpiar el metal repasando las superficies de la brida y el centrado con tela de esmeril.

2. No deben quedar restos de óxidos ni suciedad. Las superficies de la brida y el centrado no deben presentar deformaciones.

3. No aplicar pastas deslizantes (p.ej. pasta de cobre).

4. Verificar que la planeidad axial y las superficies de la brida y el centrado están perfectamente planas.

Consejos de montaje de suspensión

1. Los casquillos de la dirección y los silent blocs no deben presentar holgura ni desgaste.

2. Si es necesario, sustituirlos por modelos más duros.

3. Los casquillos de goma de la barra estabilizadora no deben presentar holgura ni desgaste.

4. Los amortiguadores y las patas telescópicas deben funcionar perfectamente.

5. El ajuste del eje delantero debe cumplir con las especificaciones del fabricante.