Aumenta en un 15% en el número de fallecidos por accidente de tráfico en ciudad

Un gran número de ayuntamientos no tiene planes de seguridad vial, según el RACE, que pide a los nuevos ayuntamientos una mayor implicación

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De todas las muertes en tráfico en vías urbanas, 248 personas, la mitad del total, fallecieron como peatones, siendo el atropello el accidente más lesivo y el gran problema de seguridad en nuestras ciudades. La velocidad es un factor clave en el resultado del atropello, y a partir de 40 Km/h la probabilidad de muerte por atropello se dispara.

De los más de 100.000 accidentes de tráfico con lesiones que se produjeron en 2017 en España, un 63% tuvieron lugar en el entorno urbano, generando el 59% de las víctimas totales por accidente de tráfico en nuestro país, lo que supone más de 80.000 heridos en vías urbanas. Teniendo en cuenta la gravedad del siniestro, hay más accidentes de tráfico en las ciudades, pero suelen ser de menor gravedad. Aun así, el 28% de los fallecidos por siniestro vial en España se produjeron en el entorno urbano, con 509 personas muertas en 2017.

Para reducir estas tasas de víctima en zonas urbanas el RACE considera fundamental una mejor planificación de la seguridad vial urbana por parte de los municipios, creando entornos seguros para todos los usuarios de la vía.

Los últimos datos muestran que desde 2014 se ha incrementado en un 14,7% el número de accidentes con víctimas en zona urbana, y en un 15,4% el número de fallecidos, lo que demuestra una tendencia negativa en la seguridad de las calles de nuestros municipios.

Un dato muy relevante es que el índice de letalidad, definido como el número de fallecidos por cada 100 víctimas, es mayor cuanto menor es el tamaño del municipio. Para municipios de menos de 5.000 habitantes, el índice de letalidad es de 2,7, mientras que en los de entre 5.000 y 20.000 es de 1,4, y va descendiendo según se incrementa la población hasta llegar al 0,2 correspondiente a municipios de más de un millón de habitantes. Estos datos evidencian cómo muchos Ayuntamientos, sobre todo los más pequeños, no disponen de planes urbanos de movilidad y seguridad vial.