Alternativas para alquilar un vehículo por solo un euro y recorrer toda Europa

Nuevas modalidades de uso compartido de vehículo se suman al «carsharing» y al «carpooling»

MADRIDActualizado:

Las nuevas plataformas de movilidad han revolucionado la forma de entender el alquiler de vehículos y cada vez hay más aplicaciones móviles para desplazarnos al mejor precio. El «carsharing» y el «carpooling» son dos términos que poco a poco se van incorporando al lenguaje. Sin dejar de ser dos formas de alquiler por uso, ambas modalidades ya se han convertido en la clave si queremos viajar de manera cómoda y económica.

Si contamos con vehículo propio, podemos publicarlo en plataformas como Amovens o Blablacar para compartir costes de traslado como combustible o peajes. Esto es lo que conocemos como carpooling o vehículo compartido.

En estas aplicaciones, el conductor, registra la oferta del viaje y establece el punto de salida y destino y el precio por pasajero. El carpooling reduce de forma considerable el coste de un viaje a sus usuarios, pero debemos tener en cuenta que el coche del conductor tiene otros gastos que a la larga cargarían de su cuenta.

El carsharing es un sistema en el que un número ilimitado de usuarios usan de forma individual una flota de vehículos. Constituye un ahorro en los costes respecto al vehículo propio pero tiene limitaciones de espacio y tiempo. Además, el usuario asume los costes completos del alquiler ya sea por horas o por minutos.

Algunos ejemplos de este tipo de movilidad son Bluemove, una famosa compañía por horas o Eccocar, una nueva web que predomina en el carsharing p2p (alquiler entre particulares). En cuanto al alquiler por minutos, en varias ciudades de España ya están operativas flotas de compañías como Emov, Car2go, WIBLE o ZITY para disfrutar de un coche eléctrico a un solo clic y por alrededor de 0,20 € / min.

Pero además del carsharing y el carpooling, hay otras alternativas para viajar todavía más barato o incluso a coste cero. Así, la plataforma nacida en Francia DriiveMe, ya ofrece viajes a un euro, convirtiéndose en una de las alternativas más baratas para viajar. El coste de cualquier alquiler, tanto a través de su sitio web como de la aplicación para dispositivos móviles, es de 1 euro, e incluye el seguro a todo riesgo. Además, DriiveMe invita a los usuarios a compartir el viaje en plataformas de carsharing como las citadas anteriormente para conseguir que el traslado sea prácticamente gratuito.

La startup, que está revolucionando la forma de viajar en coche, ya cuenta con más de 50.000 usuarios en nuestro país, y ofrece cada vez un mayor número de destinos disponibles entre ciudades españolas y otros lugares de Europa.

DriiveMe es un punto de encuentro entre las agencias de alquiler, que necesitan mover sus vehículos para devolverlos a sus estaciones de origen; y los usuarios particulares que buscan alquilar un vehículo a un precio reducido.

La plataforma DriiveMe está disponible en Internet y vía App. El proceso de alquilar un coche es muy similar al de un alquiler normal: el conductor se da de alta en la plataforma, elige el vehículo, la fecha y la hora en la que va a recogerlo, entre las opciones disponibles. Una vez ha reservado la ruta, por el simbólico precio de 1 euro, lo único que tendrá que pagar son los peajes (si los hubiera) y el combustible.

Si ninguna oferta se corresponde con los deseos del usuario, éste tiene la opción de crear su propia alerta personalizada, y será avisado cuando el trayecto esté disponible en DriiveMe.