Alertan de las estafas en internet al comprar coche de segunda mano

Según los expertos, la tecnología es clave para evitar el fraude

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las páginas de compraventa son los espacios más comunes donde el delincuente suele establecer el primer contacto con su cliente con una oferta atractiva como gancho. Así es cómo se producen las estafas en la compra-venta de coches usados, cada vez más frecuentes desde hace dos años.

Si hace una década hablábamos del «phishing» para referirnos a cualquier ciberdelito que tuviera como objetivo la extracción de datos bancarios, dinero o contraseñas de forma ilegal, hoy en día la modalidad del phishing car, la que emplea como percha la posible venta de un coche, está más de moda que nunca y amenaza la confianza de un sector en alza como es el de los vehículos de ocasión.

El crecimiento del mercado de vehículos de segunda mano ha generado en los últimos años un caldo de cultivo perfecto para las estafas en Internet.

Para debatir sobre esta cuestión, la plataforma de compra venta para profesionales de la automoción Tramicar, ha celebrado una mesa redonda en el marco del Salón del Vehículo de Ocasión que tiene lugar en Ifema estos días. Al acto han acudido Valentí Canadell, director de ventas de Miteck; Alberto Caballero, remarketing & used car manager de Hyundai España; José Carlos Erdozain, Of Counsel de Pons IP; Santiago López de Stack Overflow; y Jorge Alcántara, presidente de Tramicar y moderador de la mesa.

Este fraude, que afecta cada año a miles de usuarios que buscan comprar un coche con una oferta casi imposible de rechazar, hace que germinen extorsiones y la pérdida irrecuperable de un dinero que estaba destinado a comprar un vehículo de segunda mano. En algunos casos, además de la extorsión y el fraude, el usuario puede sufrir agresiones y amenazas.

“El phishing es la primera causa de denuncias en nuestro país y encontramos detrás de esta práctica a organizaciones criminales perfectamente coordinadas que son difíciles de localizar, ya que publican anuncios en páginas web legales con datos reales, por lo que, a priori, nada hace sospechar que se encuentra ante un anuncio falso”, aseguraba el presidente de Tramicar, Jorge Alcántara, inaugurando la mesa redonda.

Por su parte, José Carlos Erdozain, añade que “existen más de 90.000 delitos cometidos en internet de muy distintos tipos que son denunciados en nuestro país. De ellos, unos 3.000 corresponden a phishing y solo son resueltos en un 3% de los casos. Ante esta situación, lo más importante es la prevención.”

Los expertos de la mesa aseguran que no debemos dejarnos engañar porque el vendedor sea proclive a facilitarnos, incluso, copias de los papeles del coche, pero sí debe extrañarnos la afirmación de que el supuesto dueño del vehículo se encuentra en el extranjero, ya que esta suele ser la clave de este tipo de anuncios estafa. Y es que las mafias llegan a estafar millones de euros a particulares de todo el mundo, ya que los estafadores suelen solicitar el 50% del pago por adelantado en concepto de señal enviando al usuario documentación del vehículo, pero documentación falsa. “Hay que aplicar el sentido común y la desconfianza natural para poder detectar un posible fraude y después, siempre recurrir a organismos oficiales. Incluso, si ya estamos ante una extorsión y se ha pagado una parte, hay que evitar pagar más y negarse a hacerlo: mejor perder una parte que todo”, puntualizaba Santiago López.

Aún así, puede ser más fácil de lo que parece caer en algún tipo de extorsión. Por ello, aliarse con agentes que puedan validar la identidad digital y protejan tanto al comprador como al vendedor, es fundamental: “El usuario debe saber que existe un universo fraudulento, y unirse a una empresa que esté sensibilizada y sea consciente de la importancia de la lucha contra el fraude es un punto a favor para aumentar la tranquilidad en una gestión como es la compraventa de un vehículo”, garantiza Valentí Canadell.

Para evitar estas prácticas, los expertos coinciden en señalar que la tecnología es clave. Según Alberto Caballero, remarketing & used car manager de Hyundai España, “En un mundo donde cada vez hay más digitalización, hay que alarmarse si el vendedor está ilocalizable o ha establecido un precio demasiado ventajoso. En cuanto a la protección del vendedor, es importante confiar en la tecnología y la transparencia, porque hay que asegurarse muy bien de que el pago se produce y que se produce en el momento adecuado”.

Sin duda, la identificación de la identidad de los intervinientes en el proceso, el contacto con las autoridades pertinentes para confirmar que el vehículo a comprar está libre de cargas, la notificación a través de un tercero de confianza y el pago seguro mediante sistemas externos que ofrezcan garantías a compradores y vendedores son fundamentales, según han coincidido en señalar todos los intervinientes.

“Afortunadamente, existen plataformas que permiten ofrecen al usuario la gestión de todo el proceso de forma 100% online y lo más importante, 100% segura. No importa donde se encuentren los usuarios, si están a kilómetros de distancia, lo importante es que la tecnología y las integraciones de herramientas como Tramicar permiten realizar la compraventa en cuestión de minutos y sin sobresaltos”, concluye Jorge Alcántara, presidente de Tramicar.