El Touareg da un paso de gigante para competir con los SUV de alta gama

Dos pantallas de 9 y 15 pulgadas hacen desaparecer los botones en el salpicadero

AIGUABLAVA (GERONA)Actualizado:

El Touareg, buque insignia de Volkswagen, da un paso de gigante para acercarse a los modelos SUV de alta gama. Lo hace con la tercera generación de un vehículo del que se llevan vendidas casi un millón de unidades desde que viera la luz en 2002. Un coche que en esta tercera versión podría rondar los 90.000 euros (acabado R-Line con todos los extras disponibles) en lo que sería el tope de gama, pero que se puede adquirir desde 64.715 (625 euros al mes en renting) en su versión básica (Pure).

De momento solo está disponible con motores diésel de 231 CV (acabados Pure y Premium) y 286 CV (acabados Premium y R-Line) pero que se completará el próximo año con otro propulsor de gasóleo de 421 CV y uno de gasolina de 340 CV. Todos los Touareg vienen de serie con caja automática Tiptronic de 8 velocidades y tracción integral a las cuatro ruedas 4Motion.

Los ingenieros de la marca alemana utilizan la plataforma MLB (la misma que el Audi Q7 o el Lamborghini Urus), lo que les ha permitido aumentar su tamaño en 77 milímetros de largo y 40 milímetros de ancho, para alcanzar los 4,8 metros de longitud por 1,9 metros de ancho. Un aumento de tamaño que sin embargo no se refleja en el peso, que se ha reducido en 100 kilos respecto a la versión anterior gracias al uso de aluminio.

La estética exterior es elegante, se ha modernizado y desprende un aire más deportivo, si perder la robustez que se espera de un SUV de tamaño grande. Unas líneas en las que destaca su nuevo frontal en el que las luces les están integradas en la parrilla.

Pero si por fuera el nuevo Touareg impresiona, en el interior guarda el tesoro más llamativo, el «Innovision Copckit» situado frente al conductor. Un imponente frontal digital que se ofrece en el acabado R-Line (opcional en los acabados Pure y Premium) en el que se suceden dos pantallas digitales unidas, una de 9 y otra de 15 pulgadas, que da acceso a toda la información del coche y dice adiós a los botones en el salpicadero.

Otras novedades que muestran el salto tecnológico del Touareg son opcionales, como los faros Led Matrix (con 128 led por faro y 11 funciones de luz inteligente -para ciudad, carretera, autopista o todoterreno, entre otras-), el eje trasero direccional (a bajas velocidades facilita el radio de giro y al altas confiere mayor estabilidad al coche) o la barra estabilizadora activa (reduce el balanceo en curva).

También el Touareg se puede equipar con un sistema de visión nocturna con cámara térmica que detecta peatones, ciclistas o animales a una distancia de hasta 130 metros. El coche, de forma automática, primero les avisa con una ráfaga de luz y si hay peligro de colisión precarga una frenada de emergencia. Además incorpora en materia de seguridad el asistente de circulación en atascos Traffic Jam Assist, el asistente delantero para intersecciones, el trasero de viraje, el aparcamiento automático y el sistema proactivo de protección de los ocupantes Pre-Crash 360º.