SALÓN DE FRANKFURTEQV y Vision EQS: la respuesta de Mercedes-Benz a los desafíos del futuro

El fabricante alemán muestra en su stand del Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA) su visión estética y funcional de la movilidad sostenible

Frankfurt Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Vision EQS, presentado por Mercedes-Benz durante el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort (IAA), es un anticipo de las grandes berlinas eléctricas de lujo del futuro de la marca alemana, al igual que constituye una propuesta específica de diseño para sus automóviles eléctricos («purpose design»). Se trata de un concept artesanal, de materiales lujosos, con un diseño sugestivo y que buscará un placer de conducción sin igual. Éste último sigue y seguirá siendo un valor codiciable ya que el concepto de lujo está vinculado sobre todo a la libertad personal.

A simple vista, este showcar tiene una presencia majestuosa, fruto de una armonía entre lujo y estética aerodinámica. La banda luminosa acentúa el contorno del vehículo y confiere al diseño exterior una nueva estructura. La separación cromática resultante a la altura de la línea de cintura recrea la impresión de un volumen de cristal y «black panel» suspendido sobre el cuerpo plateado de la carrocería. La superficie del vehículo configura una unidad óptica desde el llamativo frontal EQ hasta la zaga.

El logotipo de la marca asume también nuevos cometidos. La banda luminosa integrada en la zaga está formada por 229 estrellas luminosas individuales, y hace que la estrella Mercedes brille con un resplandor nunca visto. Pero la interacción entre el Vision EQS y su entorno no se limita a las luces. La parrilla frontal digital, formada por primera vez en el mundo por una matriz luminosa con 188 LED individuales, ofrece un nuevo nivel de precisión en la señalización.

Pero si por algo llama la atención este concept es por su interior, inspirado en el mundo de los yates de lujo. Un canon estético nítido con transiciones suaves crea un entorno sosegado, como corresponde a la visión del lujo moderno del futuro. Por primera vez, la totalidad del tablero de instrumentos se funde con el volumen del elemento de adorno frontal, generando una escultura interior.

La arquitectura espacial del puesto de conducción del Vision EQS, profunda y al mismo tiempo despejada, envuelve a los ocupantes como la cubierta de un barco. La escultura envolvente que aglutina en una unidad el tablero de instrumentos, la consola central y los apoyabrazos parece flotar en el generoso espacio interior y constituye un primer anticipo del habitáculo de las futuras berlinas de lujo de la marca.

Cuenta con dos motores eléctricos -uno en el eje delantero y otro en el eje trasero- y una batería integrada en el piso del vehículo. La base de su elevado dinamismo, unido a una gran seguridad, es la tracción integral eléctrica con distribución variable del par entre los dos ejes. También contribuye a ello la disposición de la batería a baja altura en el piso del vehículo, entre los dos ejes. Gracias a su potencia, superior a los 350 kW, y a un par motor de unos 760 Nm, disponibles desde el primer giro de las ruedas, el Vision EQS es capaz de acelerar en menos de 4,5 segundos de 0 a 100 km/h.

Si el dinamismo resulta impresionante desde el primer instante, la eficiencia energética convence a largo plazo y establece un nuevo referente en este campo. Gracias a la estrategia inteligente de modo de servicio, el showcar pone a disposición del conductor una confortable autonomía de hasta 700 km (medidos en el ciclo WLTP). El showcar puede cargar su batería hasta un nivel del 80% en mucho menos de 20 minutos si se conecta a un poste de carga con una potencia de 350 kW.

El monovolumen eléctrico EQV

El fabricante alemán se ha propuesto ofrecer dentro de 20 años una flota de vehículos nuevos con un balance neutro de CO2. Concretamente, buscan que los clientes se entusiasmen por una movilidad sin huella de carbono y por la conducción exenta de emisiones. Y esta hoja de ruta comienza con la versión de producción en serie del nuevo EQV.

El nuevo integrante de la familia EQ de Mercedes-Benz combina la movilidad libre de emisiones con una gran funcionalidad, un elevado dinamismo y un elegante diseño convirtiéndose en el primer monovolumen Premium del mercado.

Los aspectos técnicos más destacados de este vehículo incluyen una autonomía de 405 kilómetros (datos provisionales) y la función de carga rápida del 10 al 80% de capacidad en solo 45 minutos. Además, el vehículo ofrece el mayor nivel de confort posible en su interior y la máxima funcionalidad, gracias a la variedad de configuraciones de asientos desde seis a ocho plazas y las dos longitudes de carrocería disponibles.

La fabricación en serie del EQV se integrará en la producción de la planta española de Mercedes-Benz en Vitoria donde también se fabrican el Clase V y la furgoneta Vito. Esto permite fácilmente flexibilizar su producción adaptándose a la demanda de cada uno de los modelos.