Nuevo Opel Grandland X
Nuevo Opel Grandland X

Primeras imágenes y datos del nuevo SUV de Opel, el Grandland X

La marca alemana lanzará su tercer SUV el próximo otoño con muchos argumentos para triunfar

MadridActualizado:

Ampliar la cartera de modelos con los que llegar a más público es prácticamente la única manera de rentabilizar costes. Por ello, todos los fabricantes buscan acercarse a sus potenciales clientes con modelos que cumplan con las necesidades o tendencias del momento y el segmento de los SUV o todocaminos es el modelo a seguir.

Opel no podía ser menos y como parte de sus acuerdos tecnológicos, previos a la compra por parte del Grupo PSA, decidió ampliar su cartera de SUVs con una versión más grande que acompañase a su exitoso Mokka y al también recientemente presentado Crossland X.

Grandland X

Aunque todavía faltan unos meses para su presentación oficial en el próximo Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt (14 al 24 de septiembre de 2017) Opel ha decidido mostrar las primeras imágenes y ofrecer los primeros datos.

Así, posicionado por encima de sus dos hermanos ya mencionados el nuevo Grandland X medirá 4,48 metros por 1,84 de ancho y 1,63 de alto. Unas medidas que le sitúan en el centro del segmento SUV y que deberían darle una posición privilegiada en las ventas.

Un SUV elegante

Exteriormente el nuevo Opel Grandland X sigue la estela de sus hermanos con una marcada parrilla que exhibe orgullosa el Blitz de Opel. Las barras cromadas con forma de ala, abarcan el logotipo de la marca y fluyen hacia el exterior hasta los delgados faros LED con la característica forma de doble ala, ensanchando ópticamente el frontal y dando al Grandland X una apariencia potente y sólida. El capó, además, presenta el pliegue característico Opel - una expresión de la filosofía de diseño de Opel “'el arte escultural unido a la precisión alemana”.

En cuanto a su vista de perfil los pasos de rueda ensanchados y esculpidos y el revestimiento protector en la parte inferior de la carrocería le dan la imagen y el atractivo de los off-road auténticos sin olvidar su origen Opel. Opcionalmente, y siguiendo una tendencia que cada día gana más adeptos el Grandland X podrá pedirse con un acabado en dos tonos con el techo en contraste negro añadiéndole un toque extra de personalización.

La vista trasera del Grandland X muestra una imagen ancha con las protecciones inferiores cromadas y en las que los tubos de escape se integran a izquierda y derecha, y por encima de ese revestimiento protector y delgado, unas luces LED que subrayan el carácter deportivo y musculoso del coche.

Un interior cuidado

Por la imagen ofrecida el Grandland X irradia la misma calidad en el interior con un panel de instrumentos y una consola central en la que destaca un pantalla táctil claramente colocada y alineada hacia el conductor. La consola tiene tres filas de controles horizontales para un acceso rápido e intuitivo a las funciones multimedia, climatización y control del chasis.

Como en otros SUV los pasajeros del nuevo Grandland X se benefician de la posición elevada de los asientos típica de estos modelos, lo que facilita la entrada / salida y asegura una buena visibilidad. Además, una buena distancia entre ejes de 2.675 milímetros también asegura que cinco personas viajen cómodamente con un buen maletero de entre 514 hasta un máximo de 1.652 litros si se abaten los asientos.

La última tecnología en asistentes al conductor

El Grandland X llega con toda la tecnología en asistentes de seguridad como el Control de Crucero Adaptativo con detección de peatones y frenado automático de emergencia, la Alerta de Somnolencia del Conductor, el Asistente Avanzado de Aparcamiento y la Cámara de visión 360° entre otros. Además, y como en el resto de la familia Opel, los asientos ergonómicos certificados por AGR (campaña para espaldas más saludables), el volante calefactable, la calefacción de los asientos delanteros y traseros o el portón trasero, que se abre con un simple movimiento del pie, garantizan el máximo confort.

Como es característico en Opel, el conductor y los pasajeros del Grandland X disfrutan de la mejor conectividad con la última generación de sistemas multimedia IntelliLink y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que ahora incluye nuevas posibilidades como la reserva de habitaciones de hotel1 y la búsqueda de aparcamiento2. Los smartphones pueden incluso cargarse de forma inalámbrica a través de la carga inductiva. Opel vuelve a cumplir su compromiso con el liderazgo en tecnología de iluminación, equipando al Grandland X con una brillante iluminación gracias a los Faros Delanteros Adaptivos (AFL) con tecnología LED. Funciones tales como luces en curva, asistencia de haz de carretera y nivelación automática garantizan una óptima iluminación de la carretera, garantizando el placer de conducir incluso en la oscuridad.

Grip Control

El Grandland X ofrece como extra y como parte de su acuerdo con el Grupo PSA el control electrónico de agarre Grip Control que, especialmente con los neumáticos M & S, garantiza la tracción superior en diversas situaciones. El conductor tiene opción de elegir entre cinco modos de conducción. El sistema adapta entonces la distribución del par a las ruedas delanteras, permite el patinamiento de la rueda si es necesario, y con la transmisión automática ajusta los puntos de cambio así como la respuesta del acelerador. Esto asegura una mejor tracción y un comportamiento estable independientemente de si el Grandland X está circulando sobre nieve, barro, arena o superficies húmedas.

1 Mediante booking.com. Se requiere dirección de correo electrónico y tarjeta de crédito.

2 Mediante Parkopedia.