Peugeot 508 SWFamiliar deportivo y de aspecto radical

El modelo se inspira en el universo de los «shooting brakes», con una silueta baja y dinámica y una gran capacidad de maletero

BAIONA (GALICIA)Actualizado:

Conjugar en un modelo de inspiración familiar la elegancia deportiva con el sentido práctico no es una tarea sencilla. Y es algo de lo que presumen en Peugeot con su nueva berlina familiar, el Peugeot 508 SW, un vehículo con aspecto deportivo, pero sobre todo muy habitable y práctico.

El dinamismo del vehículo lo hemos podido comprobar en los alrededores de Vigo y Baiona, donde Peugeot ha presentado el modelo, la versión familiar o «ranchera» de su modelo más representativo, el 508.

Al atractivo diseño de la versión de cinco puertas ahora hay que añadir un enorme maletero, y un dinamismo tanto en autopista como en carreteras comarcales al que difícilmente pueden optar sus rivales más directos, los SUV familiares.

Aunque en España esta configuración de coche familiar no es precisamente la que goza de los mayores favores del público, se trata de unas carrocerías que triunfan en Europa, y que ofrecen un confort y seguridad dinámicas que se aprecian tan pronto como uno se sube al vehículo. Uno de cada tres vehículos del segmento D vendidos en Europa es un break.

En este caso además destaca en su interior la última generación del Peugeot i-Cockpit, un volante de dimensiones reducidas que logra que la postura de los brazos al volante resulte muy cómoda y relajante especialmente en los viajes de larga distancia. Eso sí, hay que acostumbrarse tanto al tamaño de este mini volante como a la disposición del velocímetro, cuenta revoluciones y demás indicaciones, que quedan situadas en la parte superior del arco del volante.

Además, y pese a la longitud del vehículo, con 4,79 m de longitud (sólo 4 cm más que la berlina y 4 cm menos que su antecesor) destaca especialmente su radio de giro reducido, que facilita la circulación en el tráfico urbano.

La rodadura también es silenciosa, con pocas molestias aerodinámicas. Además, se ha suprimido la antena del techo, que ha pasado a ser una serigrafía.

El acceso al maletero se realiza a través de un portón práctico (que puede ser motorizado y manos libres), en el que se ha dado prioridad a la facilidad de uso. El umbral de carga es bajo y amplio (6 cm más bajo que la berlina, a sólo 63,5 cm del suelo y 2,4 cm más amplia). La bandeja del maletero, que puede abatirse fácilmente, permite una visibilidad inmediata del conjunto del maletero. Con una capacidad de 530 litros bajo bandeja, sus formas son sencillas y es totalmente aprovechable. Este volumen bajo bandeja es similar al de la versión break anterior (560 litros). Además dispone de una banqueta trasera 2/3-1/3, equipada con la función Magic Flat. Este sistema permite abatir, de forma inmediata, las dos partes de la banqueta, por medio de dos mandos a los que se puede acceder desde los lados del maletero. El resultado es un suelo prácticamente plano, en el que se despeja un volumen de carga total de 1.780 litros.

En el apartado mecánico, el 508 SW está disponible con mecánicas diésel y gasolina de alta eficiencia homologadas bajo la norma Euro 6C. En gasolina hay dos versiones con el motor PureTech de 1,6 litros y potencias de 180 y 225 CV, ambos con caja de cambios automática EAT8.

En diésel es posible elegir entre cuatro versiones BlueHDi, con cilindradas de 1.5 y 2.0 litros y rango de potencias de 130 a 180 CV. El menos potente está disponible con caja de cambios manual de seis velocidades, y los restantes de nuevo recurren al cambio automático de ocho marchas. Este motor diésel resulta algo más ruidoso que el de gasolina, pero a cambio homologa un consumo medio desde 3,9 litros a los 100 kilómetros, lo que supone todo un récord para un coched e estas características y dimensiones.

Este cambio automático es especialmente efectivo a la hora de reducir el consumo, ya que en modo ECO pasa automáticamente a modo Neutro (freewheeling). Esta función está disponible en velocidades de 25 Km/h a 130 Km/h, cuando las condiciones lo permiten. Se pone en marcha sólo cuando no se detecta ninguna presión sobre los pedales. Este dispositivo, totalmente transparente para el conductor, permite disminuir los rozamientos internos de la caja de cambios y reducir el consumo del vehículo en un 3%.

La gama se ampliará en el segundo semestre de 2019 con una versión gasolina Híbrida "Plug-In" de altas prestaciones, con un modo ZEV (cero emisiones) con una autonomía de 50 Km (en ciclo WLTP), conservando la capacidad del maletero con la implantación de las baterías bajo los asientos traseros. El Peugeot 508 SW se encuentra ya disponible para su venta en los concesionarios españoles, con un precio que arranca en los 28.750 euros para la versión diésel de 130 CV.