X7: El nuevo portaviones de más de 5 metros de BMW

Llega con tres motorizaciones, dos diésel y una de gasolina, desde 98.950 euros

SalamancaActualizado:

El nuevo gigante de BMW, el X7, combina la presencia, exclusividad y amplitud de un automóvil de lujo con la versatilidad, agilidad y dinamismo de un SUV, un segmento por el que la marca alemana apostó hace veinte años con la primera edición del X5. El mayor de los modelos X de BMW mide 5,151 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,8 metros de alto; y una distancia entre ejes de 3,105 metros. Unas dimensiones que no impiden una conducción cómoda gracias a su amplio radio de giro.

Las tres versiones que se comercializan en España (ya están abiertos los pedidos y las primeras entregas serán en mayo) tienen tracción total, suspensión neumática, cambio automático de ocho relaciones. Dos son Diesel —el xDrive30d y el M50d, de 265 y 400 CV, respectivamente— y el otro de gasolina —el xDrive40i, de 340 CV—. Opcionalmente podrá tener dirección en las ruedas traseras (Integral Active Steering) y estabilizadoras activas (opción Executive Drive Pro). También habrá disponible un diferencial autoblocante M Sport, de serie en la versión M50d y opcional en la xDrive40i.

Sus líneas de diseño son contundentes, tiene una gran parrilla delantera que es un 40% mayor otros modelos de la marca. Un diseño exagerado que viene marcado por el destino original del modelo, los mercados de China y EE.UU.. Lo que queda claro cuando alguien ve venir al X7 por retrovisor es que se le acerca un BMW.

Presenta también extensas superficies acristaladas, incluído un techo solar que ocupa prácticamente la totalidad de la parte superior, además de una gran altura libre al suelo de 22 centímetros que puede regularse –hasta en 80 mm–. Entre sus detalles exclusivos está el uso abundante de elementos cromados.

Los faros de serie realizan todas sus funciones mediante LEDs, aunque opcionalmente se podrá pedir un sistema de iluminación Laserlight. BMW utiliza en el X7 el nuevo sistema operativo BMW 7.0 que presentó recientemente en el X5. Está compuesto por un nuevo sistema multimedia y una instrumentación digital que se muestran en sendas pantallas de 12,3 pulgadas. La pantalla central se puede manejar con el tacto y también con una rueda giratoria que hay en la consola central.

El sistema de sonido de serie tiene 10 altavoces. Hay dos sistemas de sonido opcionales: uno de la marca Harman Kardon con 16 altavoces y otro de la marca Bowers and Wilkins con 20. En la segunda fila de asientos se puede instalar un sistema de entretenimiento formado por dos pantallas táctiles de 10,2 pulgadas con dos puertos USB adicionales, lector de DVD compatible con el formato Blu-ray, una conexión HDMI y entradas para auriculares.

Generoso espacio interior en las tres filas de asientos –siete plazas de serie–. En la fila central se puede elegir opcionalmente dos asientos individuales. La tercera fila es igual a la segunda, con reposabrazos, soporte para bebidas y puertos USB. Todos los asientos tienen ajustes eléctricos además de tapicería de cuero Vernasca de serie.

El volumen del maletero se puede ampliar desde 326 litros a un máximo de 2.120 litros. De serie equipa llantas de aleación de 20 pulgadas, las de 21 y 22 pulgadas son opcionales.

El sistema de advertencia y frenado en caso de posible colisión (reconoce peatones y ciclistas) es parte del equipamiento de serie. Incorpora también el sistema de mantenimiento en el carril, que va asociado a una cámara que monitoriza la carretera y permite estar un máximo de 60 segundos sin coger el volante con las manos. El X7 también dispone de un asistente de cambio de carril. Este necesita que el conductor active el intermitente correspondiente al cambio de carril que quiere realizar y, tras escanear el entorno y asegurarse de que este es seguro y propicio, automáticamente realiza la maniobra.

El X7 tendrá de serie un sistema de aparcamiento autónomo que puede realizar todas funciones (operar la dirección, la caja de cambios, el acelerador y el freno) para estacionar en un hueco que ha sido seleccionado previamente por el conductor. En opción se puede instalar un sistema de cámaras que proporcionan, a través de la pantalla central del sistema multimedia, una reconstrucción del vehículo y su entorno.

Un elemento novedoso, que también fue presentado en el BMW X5, es el «Asistente de marcha atrás», un sistema que controla la dirección al circular marcha atrás en un recorrido de hasta 50 metros de longitud que recuerda al que se ha realizado previamente hacia delante a una velocidad máxima de 36 km/h. El conductor solo ha de manejar los pedales para controlar la velocidad, que no puede exceder en este caso los 9 km/h. Esta función se activa al pulsar un botón cuando el selector del cambio está en la posición de aparcamiento (P). Cuando se avanza, el sistema va registrando los movimientos del volante, información que puede almacenar para ser utilizada incluso hasta el día siguiente.