Nuevo Lamborghini Sián: un adelantado a su tiempo

El emblemático V12 entrega 785 CV, la mayor potencia jamás alcanzada por un motor Lamborghini

ABC MOTOR
MadridActualizado:

El Sián ya está aquí: el primer híbrido V12 con supercondensador de Automobili Lamborghini. Potencia, belleza y el emblemático motor V12 acoplado a un boost eléctrico dan vida a una inimitable joya de ingeniería y tecnología que representa el auténtico ADN de Lamborghini. Sián significa «rayo» en dialecto boloñés, un nombre que evoca distintos aspectos del coche. Su velocidad que supera los 350 km/h, su impetuosa belleza, el estrecho vínculo con Bolonia, su rompedora irrupción en el panorama de los superdeportivos...

Es pulsar el botón start y comienza la verdadera emoción. Porque electrificación no es sinónimo de pasar desapercibido. La banda sonora más excitante que se puede escuchar en la carretera es la de un motor Lamborghini y el nuevo Sián no lo contradice. El emblemático V12 entrega 785 CV, la mayor potencia jamás alcanzada por un motor Lamborghini. A esto hemos añadido un motor eléctrico de 48 V directamente a la salida de la caja del cambio, lo que ofrece un inmediato y mejor comportamiento al acelerar y al cambiar de marcha.

Y es la primera vez en el mundo: ningún otro vehículo mild-hybrid ha tenido una conexión directa entre el motor eléctrico y las ruedas. Por último, con sus 720 Nm de par, la percepción de aceleración no tiene parangón: conducirlo no solo es un placer, también es una emoción sin límites.

En lo que se refiere al diseño, este automóvil representa el ADN de Lamborghini elevado a la máxima potencia: inspirado en el Countach, posee líneas cortantes, una elegancia aerodinámica y una inconfundible silueta. Su carrocería, completamente de fibra de carbono, deja sin aliento. El techo electrocrómico y las superficies móviles controladas por materiales inteligentes dibujan líneas nunca antes vistas. Las luces delanteras, inspiradas en el Terzo Millennio, dejan una imborrable firma luminosa que dará forma al futuro diseño de Lamborghini.

La emoción que brinda un Lamborghini comienza antes de conducirlo. Dentro del Lamborghini Sián, el lujo de la artesanía italiana se entremezcla con la tecnología y el confort. El interior ha sido estudiado para ofrecer la mejor experiencia de conducción posible, una adrenalínica y al mismo tiempo confortable sensación de aceleración. Tampoco faltan en el habitáculo elementos recurrentes de Lamborghini, como la forma en Y, el hexágono y la minuciosa atención puesta en la perfección de los detalles.

Dinámica de conducción

El nuevo Lamborghini Sián es una maravilla tecnológica capaz de hacer vivir emociones increíblemente fuertes. La innovación más extraordinaria es el sistema híbrido, diseñado para ofrecer potencia y ligereza al mismo tiempo. La innovadora arquitectura ligera mild-hybrid tiene un supercondensador de iones de litio tres veces más potente que una batería del mismo peso. Se trata de un sistema de bajo voltaje (48 V) que permite alcanzar picos de corriente de hasta 600 A. Alimentado por esta corriente, el motor eléctrico descarga el par motor directamente a las ruedas traseras, y durante las frenadas aprovecha la inercia para recargar el condensador. El flujo de potencia eléctrica es simétrico, lo que garantiza la misma eficiencia durante la carga y la descarga, sin sobrecalentamientos.

Con Sián también hace su entrada en el panorama automovilístico una nueva tecnología de comportamiento autónomo. En la parte posterior del capó del motor hay unos flaps de ventilación autónomos accionados por materiales inteligentes, sensibles por su naturaleza a la temperatura. Estos flaps se abren de forma autónoma cuando la temperatura en la zona de los escapes es demasiado alta, sin la ayuda de controles eléctricos ni sensores, usando únicamente la deformación térmica del material.

La tecnología de vanguardia está allá donde mires, no solo en el primer sistema híbrido del mundo basado en un supercondensador. Con el monocasco de carbono, las válvulas de admisión de titanio, la aerodinámica activa y las ruedas traseras directrices, Lamborghini continúa siendo un sueño no solo imposible de alcanzar, también difícil de seguir por cualquier otro superdeportivo.

Asimismo, el automóvil se ha estudiado para ofrecer la gama de personalización más amplia posible: del exterior, que puede ser completamente de carbono a la vista, con colores de muestrario, pinturas difuminadas y tonalidades específicas, al interior, con una tapicería propia e infinitas posibilidades de combinación de colores y materiales. También está disponible una innovadora piel «touch and feel» específicamente desarrollada para el Sián, extremadamente agradable al tacto.