Nuevo Škoda Superb: ahora con versión electrificada y Scout 4X4

Hasta seis opciones de motorización, con potencias de entre 110 CV y 272 CV

Viena (Austria)Actualizado:

La historia del Superb como buque insignia de Škoda empieza en 1934, con la producción del modelo original en la planta de Mladá Boleslav. A partir de 1947, Škoda empieza a producir el Superb como el primer modelo de planta de Kvasiny. El nombre se deriva del latín «superbus», que significa excepcional, excelente o sobresaliente. Pincha AQUÍ para ver increíble evolución del Škoda Superb desde 1935.

Con estos mimbres, la marca checa acaba de presentar la nueva evolución del modelo, con una estética exterior modernizada, un interior que también se ha actualizado en cuanto a su diseño, y sobre todo con más tecnología al servicio del conductor y pasajeros, adoptando lo último en sistemas de ayuda al conductor. Gracias a un nuevo parachoques delantero, el Superb ha crecido en longitud 8 mm, hasta alcanzar los 4.869mm, y el modelo familiar Combi es ahora 6 mm más largo, con 4.862mm. Pese a esta longitud, no es un vehículo aparatoso y permite realizar maniobras con mucha facilidad, dejándolos un maletero en el que podemos meter prácticamente todo lo que se nos pase por la cabeza, con 625 litros en la versión de cinco puertas y 660 en el familiar.

Skoda Superb de 1935
Skoda Superb de 1935

Pero quizás lo más notable del nuevo Suberb, que ya está a la venta en España es un nuevo motor elecrificado híbrido enchufable, que llegará a finales de año, así como la versión 4X4 Scout, que mantiene la elegancia y espacio interior del modelo del que deriva, pero que gracias a su mayor altura al suelo (15 milímetros más), a la tracción total y el paquete Rough-Road, de serie, que proporciona protección de bajos durante la conducción, ofrece unas muy buenas características para posibles «aventuras» fuera del asfalto. El Superb Scout tan solo está disponible como versión familiar, con el motor diésel 2.0 TDI de 190 CV, y el tope de gama en gasolina 2.0 TSI de 272 CV , ambos combinados con cambio DSG de 7 velocidades.

Estas fueron dos de las versiones que hemos tenido oportunidad de probar en Viena, durante la presentación internacional del modelo. Y en vista del resultado, es fácil augurar un importante porcentaje de las ventas del Škoda Superb en Europa a esta versión campera, que comparado con sus posibles rivales del segmento SUV destaca por su mayor dinamismo, carencia de inercias derivadas de la mayor altura de los «crossover», un maletero enorme, y una aerodinámica mucho mejor para recorridos en carretera y autopista. Además, se trata de un modelo que en Europa registra un importante porcentaje de ventas en su versión familiar, con un 54% frente al 46% de la versión en cinco puertas, y con la mecánica diésel (68,4% de las ventas) por delante de la gasolina (31,6%).

En cualquiera de los dos casos el vehículo tiene un excelente comportamiento rutero, y gracias a los centímetros de altura extra y al sistema de tracción total seleccionable mediante una ruleta situada junto a la palanca del cambio de marchas, es una excelente opción para quienes tengan la intención de adentrarse por pistas fuera del asfalto, o amantes de la nieve. Cualquiera de las dos motorizaciones garantizan una buena aceleración y velocidad punta, silencio de marcha, y potencia suficiente para subir un puerto o realizar un adelantamiento a plena carga.

En cuanto a las posibilidades mecánicas para el conjunto de la gama Superb, además del vehículo híbrido enchufable que está previsto que se comercialice a partir del mes de diciembre, contamos con tres motores diésel y tres de gasolina.

El 1.6 TDI de 120 CV viene equipado de serie con una caja de cambios DSG de 7 velocidades. Para el 2.0 TDI de 150 CV podemos elegir entre una caja de cambios manual de 6 velocidades, o una DSG de 7 velocidades. El 2.0 TDI diésel de alta gama ofrece 190 CV, y viene equipado de serie con caja de cambios DSG de 7 velocidades, con la opción de tracción en las cuatro ruedas.

En cuanto a las alternativas de gasolina, el 1.5 TSI de 150 CV es el motor de gasolina de entrada y está disponible con una caja de cambios manual de 6 velocidades o una DSG de 7 velocidades. El nuevo 2.0 TSI de 190 CV cuenta de serie con una caja de cambios DSG de 7 velocidades. Y el tope de gala es un 2.0 TSI con 272 CV, que cuenta con tracción total de serie y caja de cambios DSG de 7 velocidades.

En cuanto a la versión híbrida enchufable, por el momento no se han desvelado demasiados detalles del mismo, pero contará con una potencia total de 113 CV y está previsto que se inicie su comercialización a partir del mes de diciembre. Podrá tener una autonomía eléctrica de unos 55 kilómetros.