Toma de contacto

Nuevo Jaguar XE 2020: Más tecnología y deportividad

Jaguar refresca su berlina de acceso con cambios estéticos y un interior renovado en profundidad

Saint-Tropez (Francia)Actualizado:

Rugido renovado para el pequeño de la casa. Jaguar actualiza su berlina XE, inferior en tamaño a la XF y XJ, para dotarla de una estética más fresca y deportiva y de nuevos equipamientos tecnológicos. La nueva versión ya está disponible para pedidos desde 45.600 euros.

En el exterior, los cambios afectan especialmente al frontal. Lo más visible es una nueva firma lumínica con luces LED en forma de J para las ópticas delanteras, una nueva parrilla y unas entradas de aire notablemente mayores, que dotan al XE de un aspecto más deportivo. También se ofrecen llantas de nuevo diseño de hasta 18 pulgadas.

Nueva firma lumínica en «J» en los grupos ópticos delanteros y en las entradas de aire frontales
Nueva firma lumínica en «J» en los grupos ópticos delanteros y en las entradas de aire frontales
La zaga estrena nuevos grupos ópticos y una nueva disposición de los escapes dobles, separados entre sí
La zaga estrena nuevos grupos ópticos y una nueva disposición de los escapes dobles, separados entre sí

En la zaga, se ha modificado el paragolpes y las ópticas traseras, ahora más estrechas, y en un resutado general que evoca al deportivo F-Type, algo que concuerda con la intención de los ingenieros de Jaguar al plantear el rediseño: «Quisimos una combinación óptima de lujo y deportividad», subraya Matt Skelton, jefe de producto de la marca.

Los cambios son más evidentes en el interior, que gana en calidad, gracias a una mayor profusión de cuero y nuevos remates con acabado metálico, y, sobre todo, en tecnología. Jaguar ofrece ahora como opción el sistema de infoentretenimiento Touch Pro Duo, equipado en modelos como el eléctrico I-Pace (del que también toma el nuevo volante con mandos capacitivos) o el Range Rover Velar. También el retrovisor con cámara integrada ClearSight, que ofrece una visión nítida incluso a pleno sol y mejora notablemente la vista trasera, limitada por el diseño de la zaga, evitando que quede bloqueada cuando, por ejemplo, detrás se sitúan pasajeros altos.

Igualmente toma del F-Type el selector de velocidades -de serie el cambio es automático de ocho relaciones- y el mando para alternar entre los diferentes modos de conducción (Eco, deportivo, confort o Terreno Deslizante). El sistema opcional Configurable Dynamics permite también, a través de la pantalla central, personalizar aspectos como la dureza de la dirección o la respuesta del cambio.

En el apartado dinámico, de partida están disponibles un motor gasolina 2.0 litros de 250 ó 300CV (de respuesta briosa y agradable ronroneo, aunque algo tragón) y un eficiente diésel de 180CV. Todos ellos son poco rumorosos, y apenas se perciben en habitáculo (salvo el P300 en modo Deportivo) gracias al excelente trabajo de insonorización realizado, con la incorporación de parabrisas acústico en toda la gama. La tracción puede ser trasera o total conectable, asociable al motor de gasóleo o al gasolina más potente.

La gama se estructura en tres acabados, S, SE y HSE, que pueden combinarse con el deportivo R-Dynamic. Éste aporta retoques propios de diseño, como llantas más deportivas y un diseño específico de la parrilla, así como costuras diferenciadas en los asientos y levas en cromo satinado.

En el apartado tecnológico, el nuevo XE incorpora cámara de visión trasera, sistema de mantenimiento de carril, y un sistema mejorado de ayuda al aparcamiento. Cabe destacar también la incorporación de inteligencia artificial para memorizar diferentes perfiles en el ajuste de los asientos eléctricos, los espejos retrovisores, el audio o la climatización, a través del sistema Smart Settings.