Nuevo Ford Kuga: hibridación para todos los gustos

La tercera generación del SUV, fabricado en Almussafes (Valencia) se comercializará con versiones híbridas, enchufables y “mild hybrid”, y motores convencionales

Ámsterdam Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Todo al híbrido. O casi todo. Porque la tercera generación del Ford Kuga se comercializará con versiones híbridas enchufables, híbridas convencionales y “mild hybrid” o de hibridación ligera, además de propulsores tradicionales diésel y gasolina. El nuevo SUV, que se continuará fabricando en la planta valenciana de Almussafes, será así el Ford más electrificado comercializado hasta la fecha, según destacan desde la marca.

La versión híbrida enchufable, disponible desde el lanzamiento, ofrecerá cincuenta kilómetros de autonomía en modo totalmente eléctrico. Lo hará gracias a una batería de iones de litio de 14,4 kWh que se puede recargar mediante una toma en el paragolpes delantero, y que también aprovecha la energía cinética.

Conjuga un motor gasolina de 2.5 litros y cuatro cilindros con un propulsor eléctrico y un generador, con una potencia conjunta de 225CV. Todo ello con un consumo homologado de apenas 1,2 litros a los 100 kilómetros. Cuatro modos de conducción, EV Auto, EV Now, EV Later y EV Charge permitirán al conductor alternar entre el motor eléctrico y el de combustión, o conjugar ambos como en un híbrido convencional. En una toma de 230 voltios se requieren cuatro horas para la recarga completa de la batería eléctrica.

La variante híbrida convencional, por su parte, combina un motor eléctrico con un gasolina Atkinson de 2.5 litros, un generador y una batería de iones de litio de la que Ford no ha detallado la capacidad. Ofrecerá la posibilidad de circular en modo totalmente eléctrico -aunque como es habitual en esta tecnología, durante muy pocos kilómetros y en condiciones de aceleración y velocidad poco exigentes- y mejorará la eficiencia del motor de combustión, cuyo consumo se situará en torno a los 5,6 litros a los 100 kilómetros. Estará disponible en 2020 con tracción delantera o total inteligente, y se combinará con una transmisión automática con divisor de potencia desarrollada por Ford.

La oferta electrificada se completará con un motor diésel EcoBlue de 2.0 y 150CV con un sistema de hibridación ligera o “mild hybrid”. Esta tecnología, cada vez más de moda porque permite reducir hasta 0,7 litros por kilómetro los consumos y lucir la etiqueta ECO sobre el parabrisas, consiste en reemplazar el alternador por un arrancador/generador por correa integrado, lo que permite aprovechar la energía del vehículo durante su desaceleración, recargándo una batería de 48 voltios. Este sistema actúa también como asistente del motor de combustión, o para alimentar funcionalidades como la climatización o el sistema multimedia.

Un motor diésel EcoBlue de 2.0 litros y 190CV con catalizador SCR 5,7 litros a los 100 km) y un gasolina EcoBoost de 1.5 litros de 120 o 150CV (4,8 y 6,5 litros a los 100 km), ambos convencionales aunque adaptados a la normativa Euro6, completan la oferta mecánica. Éste último ofrece desconexión selectiva de cilindros para mejorar la eficiencia, algo excepcional en un motor tricilíndrico.

Los motores convencionales y el “mild hybrid” se pueden asociar a la caja automática de ocho velocidades estrenada por el Ford Focus, con mando giratorio y levas en el volante. Es capaz de adaptarse a los diferentes estilos de conducción y a los distintos terrenos para optimizar los tiempos de cambio de marcha.

El motor diésel más potente también se puede asociar a un sistema de tracción total inteligente. Igualmente estará disponible un sistema Drive Mode, para alternar entre modos Normal, Sport, Eco, resbaladizo y nieve/arena.

Más bajo, pero más amplio

El nuevo Kuga anticipa la tendencia a la reducción de altura que a buen seguro sufrirán muchos SUV en pocos años para mejorar su eficiencia. Es 20 milímetros más bajo, lo cual no ha impedido aumentar la amplitud del habitáculo, con hasta 35 milímetros más de altura en las plazas traseras. Al mismo tiempo, la mayor distancia entre ejes que permite la nueva plataforma C2 -20 milímetros más- y la mayor longitud -89 milímetros más- permite una mayor habitabilidad. Esta nueva plataforma también ha permitido reducir el peso en unos 90 kilogramos respecto a la anterior generación.

En el plano tecnológico, destaca el cuadro de instrumentación digital de 12,3 pulgadas con “color verdadero”, que promete una calidad de visualización de entre las mejores del mercado. Una pantalla táctil central da acceso al infoentretenimiento, gestionado mediante el sistema Sync3 de Ford, que también permite el control mediante comandos de voz.

Asimismo el nuevo Kuga incorpora el módem integrado Ford Pass Connect, que ofrece conectividad WiFi para hasta 10 dispositivos; actualizaciones de tráfico online Live Traffic; y la posibilidad de consultar en remoto la localización del vehículo y su estado, así como desbloquearlo o arrancarlo a distancia. También la llamada autónoma de emergencia o eCall, obligatoria en todos los modelos nuevos.

Los acabados se estructurarán en tres bloques: el completo Titanium, el deportivo ST-Line y el refinado Vignale. Además de retoques específicos, diferentes terminaciones en los paragolpes y materiales de mejor calidad en el interior, éste último ofrece un sistema Active Noise Control que cancela los ruidos no deseados del motor y de la transmisión.

Respecto a las ayudas a la conducción, el nuevo Kuga incluirá el paquete Co-Pilot 360. Lo más novedoso es un sistema de mantenimiento de carril con información de puntos ciegos, que aplica un ligero contraviraje si el conductor va a cambiar de carril mientras otro vehículo se aproxima. También la nueva funcionalidad Cruce del asistente de precolisión, que aplica los frenos de manera autónoma en situación de emergencia mientras el conductor está virando. El Control de Crucero Adaptativo, por su parte, incluye Stop & Go, pudiéndo el vehículo retomar la marcha tras paradas de hasta tres segundos; mientras el Park Assist 2 permite aparcar y desaparcar con solo pulsar un botón -en combinación con el cambio automático-.