Mercedes-Benz CLA Coupé: un familiar con sabor deportivo

El modelo, ya a la venta en España, llega con el asistente inteligente «Hey Mercedes» y cinco alternativas mecánicas

MúnichActualizado:

Mercedes ha conseguido en muy poco tiempo rejuvenecer tanto su gama como su imagen de marca. A ello han contribuido sus nuevas generaciones de compactos, como la Clase A y el GLA. Este último estrena ahora una nueva generación en la que se acentúa el carácter deportivo y familiar del modelo, que además se dota de lo último en tecnología, ayudas a la conducción y motores diésel y gasolina eficientes.

El vehículo se dirige hacia los conductores europeos más jóvenes, ya que este tipo de clientes se encuentran entre los de menor edad en la cartera Mercedes-Benz. En 2017, uno de cada dos clientes europeos poseía un vehículo de la competencia antes de pasarse al CLA. Más del 75% de los clientes europeos que previamente utilizaban un CLA Coupé o Shooting Brake volvieron a adquirir un Mercedes-Benz a la hora de cambiar de vehículo. Un total aproximado de 750.000 ejemplares de la primera generación del CLA Coupé y el CLA Shooting Brake han contribuido de forma decisiva al éxito de los modelos compactos.

Con el objetivo de ampliar este número de seguidores de la marca el nuevo CLA se presenta como un coupé de cuatro puertas, con un capó largo, un habitáculo compacto, el ancho de vía con pasos de ruedas prominentes y una zaga que recuerda a una «botella de cola», con lo que, según Gorden Wagener, responsable de diseño de Daimler AG «tiene un gran potencial para convertirse en un icono moderno del diseño».

Esta definición de coupé no hace, sin embargo, que cuatro personas se puedan acomodar en su interior, sin problemas de acceso debido al diseño de las puertas, y sin las estrecheces o incomodidades que se le presuponen a un vehículo con carácter deportivo. Según y hemos podido comprobar durante la presentación internacional del modelo en Múnich, su silueta no es incompatible con la comodidad.

Una vez en su interior, y sentados tras el volante, se aprecia el trabajo de diseño realizado buscando igualmente un rejuvenecimiento del modelo. Desde las grandes pantallas para la instrumentación, navegación y multimedia, hasta los módulos para el aire acondicionado y calefacción, las manillas de las puertas y los asientos están a la última tanto en diseño como en tecnología.

Así, el nuevo CLA cuenta con el asistente MBUX, que interpreta movimientos de las manos para reconocer los deseos de los ocupantes y atiende de forma vocal las instrucciones de voz tras el comando «Hey Mercedes», que es capaz de buscar una dirección o una localización en el navegador, seleccionar una estación re radio o selección musical, e incluso cerrar y abrir la cortinilla del techo entre otras acciones. También ofrece funciones de navegación con realidad aumentada, comprensión de comandos de voz indirectos, así como por el sistema ENERGIZING COACH, que transmite recomendaciones personalizadas para mantenerse en forma.

A esto se suman diversos detalles que mejoran las propiedades aerodinámicas y nuevas funciones del paquete de asistencia a la conducción de Intelligent Drive. Para el mercado español, el CLA llega con un equipamiento mejorado respecto al resto de Europa, incorporando en toda la gama elementos como línea Progresive, llantas de aleación de 18”, cámara de marcha atrás, faros LED High Performance, tren de rodaje de confort de altura rebajada y servicio de Car Sharing entre particulares.

Una vez en marcha, el dinamismo está presente en todos los tipos de carretera que queramos recorrer. Tanto los motores diésel como gasolina responden rápidamente y de forma muy silenciosa a nuestros requerimientos a la hora de pisar el acelerador. De la oferta mecánica que llegará a España –dos diésel de 2 litros 200d y 220d y 180, 200 y 250 en gasolina– hemos podido probar las versiones más potentes de cada uno de los combustibles. Particularmente agradable y silenciosa resulta la conducción del CLA 220d, mientras que la versión 250, el más potente de gasolina (225 CV, 350 Nm con cambio 7G-DCT de doble embrague) ofrecía el «extra» de la tracción 4MATIC, con un excepcional agarre en curva, especialmente en las carreteras más viradas.

Durante el primer año, todas las variantes pueden solicitarse con el acabado especial Edition 1 con un precio adicional recomendado de 2.791,65 euros (impuestos incluidos). Esta edición limitada se basa en la línea deportiva AMG, a la que se incorporan, entre otros, llantas AMG de aleación de 19 pulgadas con pestaña pintada en naranja, asientos deportivos, Paquete Night con molduras en negro brillante y elementos de contraste en naranja.

Por el momento sólo están disponibles las versiones gasolina, estando previsto para mayo el inicio de pedidos para los modelos diésel, que llegarán a los concesionarios a finales de verano. Ya es posible hacer pedidos de este modelo, cuyo precio de partida es de 31.400 euros para el CLA 180 con 136 CV, 200 Nm y cambio manual de seis velocidades.