Mercedes-Benz Clase ENueva Clase E, el Mercedes más inteligente

Mercedes inicia el 2016 con la décima generación de su Clase E con motores más eficientes e innumerables sistemas de asistencia

MadridActualizado:

Estéticamente la décima generación de la Clase E de Mercedes-Benz se presenta con un estilo mucho más moderno y una apariencia casi de coupé qué, además, le otorgan, según la versión, una aerodinámica de record con un coeficiente de penetración de sólo 0,23. Como en la versión anterior con distintos frontales según sea más deportivo o clásico.

La última tecnología

La nueva Clase E llega cargada con lo último disponible en tecnología tanto para el confort y el entretenimiento como en motores y seguridad.

En el salpicadero, muy limpio, opcionalmente están disponibles dos pantallas de 12,3 pulgadas, una en sustitución de los tradicionales relojes del cuadro y otra para el manejo de todos los sistemas de entretenimiento. Además, y como primicia, Mercedes anuncia unos botones de control sensibles al tacto en el volante que se manejan como en un teléfono inteligente con barridos horizontales y verticales.

También los asientos de la nueva Clase E son distintos según la línea de acabado y opcionalmente se pueden pedir con calefacción en el reposabrazos de la puerta y en el de la consola central. También hay la posibilidad de elegir entre 64 colores para la iluminación interior. Un interior que ha ganado 43 milímetros de espacio gracias a que la longitud del coche ha aumentado 65mm.

Motores de última generación

La gama de motores disponibles para el lanzamiento será de únicamente dos: un E 200 con motor de gasolina de cuatro cilindros y 184 caballos (5.9l 100/km) y un E 220 d con un motor diésel de cuatro cilindros de nuevo desarrollo y 195 caballos (3,9l). Aunque poco más tarde se incorporarán un híbrido enchufable E 350 e capaz de recorrer alrededor de 30 kilómetros con sus 279 caballos y un consumo los primeros 100 kilómetros de 2,1 litros.. El más potente “convencional” durante los primeros meses será un diésel E 350d con 258 caballos y 620Nm. El consumo de este último será de 5,1 litros cada 100 km.

Para más tarde la gama se ampliará, como es habitual en la marca, con más motores como un nuevo motor diésel de cuatro cilindros y 150 caballos. En gasolina, la oferta abarcará motores de cuatro cilindros con potencias entre los 183 y los 245 caballos y un seis cilindros de 333CV.

Todos cumplen con la norma EU6 y el nuevo motor diésel de cuatro cilindros OM 654 ya está preparado para satisfacer las exigencias establecidas en el futuro ciclo de emisiones en condiciones reales de conducción (RDE).

Como no podía ser en los nuevos Clase E todos los motores del lanzamiento llegarán con la nueva caja de cambios automática de doble embrague 9G-TRONIC.

En cuanto a las suspensiones la nueva Clase E tendrá la posibilidad en opción de incorporar la Suspensión neumática multicámara AIR BODY CONTROL con cuatro opciones Confort, ECO, Sport y Sport +.

La seguridad como premisa principal

El nuevo Clase E dispondrá de los últimos sistemas de seguridad como corresponde a una berlina de representación de una marca premium entre los que destacan un innovador DRIVE PILOT. Un evolucionado control de crucero capaz de seguir a otros coches hasta los 210 kilómetros por hora y que hasta los 130 kilómetros por hora no necesita de las líneas de la carretera para saber por dónde debe ir. Lo hace analizando al resto de coches (si los hay) o el entorno estructural. También este nuevo sistema adapta la velocidad a las señales de tráfico y si se presiona dos segundos el intermitente es capaz de adelantar y buscar el carril más desahogado.

Otra novedad muy interesante es el Servofreno de emergencia activo con función para cruces. El nuevo servofreno puede reconocer vehículos que se aproximan lateralmente para atravesar un cruce y, si no detecta reacción por parte del conductor, iniciar una frenada autónoma.

Aparcará solo

Al igual que el BMW Serie 7 los nuevos Clase E dispondrán de una opción para aparcar el coche en huecos muy estrechos desde fuera del coche con el teléfono móvil.

Car-to-X-Communication

Otra novedad interesante es la posibilidad de que varios coches se comuniquen entre si, por ejemplo, con los que circulan delante. Basado en la telefonía móvil permite literalmente «ver lo que sucede al doblar la esquina o más allá de un obstáculo». De esa manera es posible advertir al conductor con mayor antelación de posibles peligros, como un vehículo averiado en el arcén, lluvia intensa o placas de hielo en la calzada. En este caso, el nuevo Clase E actúa como emisor y receptor simultáneamente, ya que las alertas se transmiten al sistema de gestión (back-end) de forma automática, a través de la evaluación de los estados del vehículo, o manual, por parte del conductor.

A la venta en marzo, aún no hay precios.