Mercedes-Benz Clase G, eterno

Uno de los 4x4 más capaces del Mercado, con más de treinta años de servicio, recibe su última puesta al día, que comprende, sobre todo, un remozado interior, nuevas tecnologías de apoyo a la conducción, algunos detalles externos y una actualizada gama de motores. Llega a partir de junio.

e.c.
madrid Actualizado:

Surgió como un proyecto militar para los ejércitos de Alemania y Francia, desarrollado por Peugeot y Daimler, y aunque cumplió su cometido original su expectación no tardó en derivar una alternativa civil que, a estas alturas, lo ha convertido en auténtico icono de la automoción 4x4.

Ahora, y después de una larga singladura, recibe una nueva actualización tanto en sus dos formatos de carrocería: tres y cinco puertas (4,25 y 4,66 metros de longitud en cada caso). Sustentado sobre un robusto bastidor de vigas y travesaños, y suspensiones de eje rígido, garante entre otros (como el triple bloqueo eléctrico de los diferenciales delantero, central y trasero, su cambio automático y la reductora) de su reputada fiabilidad y capacidad offroad, los cambios afectan de forma sutil al exterior.

Estos tocan a los paragolpes y a los faros, que ahora adoptan en su base tiras LED para la función diurna. De igual modo, varían los retrovisores, que nuevamente integran diodos para los intermitentes. Los topes de gama AMG adoptan una parrilla y unas defensas diferentes, llantas privativas de 20 pulgadas y pinzas rojas, entre otros.

Con todo, los cambios más profundos en este capítulo pasan por el habitáculo, que recibe desde nuevos asientos, más confortables y modernos, a un tablero de instrumentos totalmente diferente, que ahora incluye desde un inédito asideroalargado frente al acompañante a una pantalla central desde la que operar el sistema COMAND Online (navegador hasta con conexión a Internet, sistema de audio, lector de DVD y conexión telefónica inalámbrica Bluetooth, mando de órdenes verbales Linguatronic…)

También cambia el diseño de la instrumentación, que por ejemplo integra un display similar al de la Clase C, entre otros, para mostrar distintas informaciones de marcha. A su vez, la palanca del cambio es parecida a la del deportivo SLS AMG.

En tecnología se pone al día con sistemas como el programador activo de velocidad Disctronic Plus, la asistencia al estacionamiento Parktronic, supervisión de los ángulos ciegos en marcha Blind Spot Assist, ESP con función de remolque, asistente para arranque en pendientes…

Por lo que toca a motores, en todos los casos asociados a transmisiones auto secuenciales, el nuevo Clase G se ofrecerá con un avanzado turbodiésel3.0 V6 de 211 CV (11,2 l/100 km de promedio) con aditivo AdBlue para compensar emisiones NOx, o bien con los de gasolina G 500 de 388 CV, G 63 AMG con 544 (con dos turbos, parada y arranque automáticos de motor ECO start/stop) y G 65 AMG de 612 (V12 biturbo).