SUV

Mercedes-Benz abre los pedidos de los nuevos GLE

Las primeras unidades llegarán a España en el mes de mayo

MADRIDActualizado:

Mercedes-Benz ha abierto el plazo de recepción de pedidos de los nuevos modelos diésel de seis cilindros en línea GLE 400 d 4MATIC y GLE 350 d 4MATIC, cuyas primeras unidades llegarán a los concesionarios en mayo.

En el nuevo GLE, los motores diésel incorporan por primera vez un catalizador adicional SCR con un sistema de neutralización de las emisiones de amoniaco instalado en los bajos del vehículo, por lo que cumple con la normativa Euro 6d RDE, vinculante a partir de 2020.

El GLE 400 d, con 330 caballos de potencia, tiene un precio de 84.800 euros y es el todocamino diésel de serie más potente ofrecido por Mercedes-Benz a lo largo de su historia. Por su parte, la variante 350 d 4MATIC, con 272 caballos, sale a la venta en España desde 74.800 euros.

El paquete integrado de tecnología, formado por el nuevo procedimiento de combustión con pistones de cavidad escalonada, una recirculación de los gases de escape de varias vías y un postratamiento de gases de escape cercano al motor, combinado por primera vez con un mando variable de las válvulas CAMTRONIC, permite reducir tanto el consumo como las emisiones. Gracias a la disposición aislada y cercana al motor, el sistema de postratamiento de los gases de escape se distingue por sus menores pérdidas térmicas y por condiciones favorables de operación.

Entre las medidas implantadas se encuentran la recirculación de gases de escape de alta y de baja presión, incluyendo refrigeración, un catalizador de oxidación diésel (DOC) para reducir las emisiones de monóxido de carbono (CO) y los hidrocarburos no consumidos (HC), un filtro de partículas diésel con función de catalizador SCR (sDPF), un catalizador SCR (reducción catalítica selectiva) para reducir los óxidos de nitrógeno. Para ello se inyecta en el caudal de los gases de escape una solución de amoniaco (el aditivo AdBlue) antes de su paso por el sDPF, y un catalizador adicional SCR (reducción catalítica selectiva) con un sistema de neutralización de las emisiones de amoniaco (ASC) en el sistema de escape.