Peugeot

E-legend: un clásico moderno eléctrico y autónomo

El prototipo de Peugeot, inspirado en el 505, ofrece cuatro modos de conducción: dos manuales y dos en modo autoconducido

S. M.
MadridActualizado:

Peugeot no quiere que la revolución eléctrica y autónoma que afronta el automóvil derive en coches grises y aburridos. Para evitarlo, ha desarrollado el prototipo e-legend, un deportivo de inspiración clásica con cuatro modos de conducción: dos en modo autónomo y dos en modo manual.

«El Peugeot e-Legend Concept es mucho más que un manifiesto tecnológico. Es la visión de una marca, Peugeot, orientada activamente hacia un futuro optimista y muy deseable. Para Peugeot, autónomo y eléctrico son sinónimos de sensaciones aún más fuertes. El aburrimiento nunca formará parte de nuestro ADN», asegura Jean Philippe Imparato, director general de Peugeot, sobre un modelo que se presentará en el Salón de París del próximo octubre.

«Para nosotros, el Peugeot e-Legend Concept consiste en profundizar y definir la experiencia de un automóvil 100% autónomo, eléctrico y conectado. El Responsive iCockpit amplía sus prestaciones para ofrecer a sus usuarios una conducción inmersiva, personalizada específicamente para cada uno de los cuatro modos de conducción disponibles», asegura Aude Brille, responsable de estrategia de Peugeot.

Lo más valioso en la actualidad, creen desde Peugeot, es tener tiempo para uno mismo. La conducción autónoma permitirá recuperar ese tiempo personal y crear nuevas experiencias de vida a bordo del automóvil.

El Peugeot e-Legend Concept ofrece cuatro modos de conducción, dependiendo de las condiciones del tráfico o del estado de ánimo del conductor:

Dos modos autónomos:

Soft: Da prioridad al confort de los ocupantes. La información que se proyecta en las pantallas y paneles digitales se reduce al mínimo.

Sharp: Configuración precisa y dinámica del vehículo. Máxima posibilidad de conexión a actividades digitales (redes sociales, agenda, etc.)

La configuración interior del Peugeot e-Legend Concept se adapta perfectamente al modo autónomo:

Gracias a la tecnología de dirección by wire, el volante se oculta bajo el salpicadero para despejar totalmente una pantalla de 49 pulgadas.

Los asientos delanteros se inclinan.

Los apoyabrazos laterales se despliegan automáticamente, liberando un amplio compartimento portaobjetos y una zona de recarga por inducción para el smartphone.

Los mandos principales siguen estando accesibles gracias a la consola central, integrada en el asiento del conductor.

Los ocupantes pueden entregarse a sus actividades de ocio preferidas: jugar a un videojuego integrado o ver una película en la pantalla central curvada o en las pantallas individuales integradas en los parasoles.

Dos modos manuales:

Legend: con inspiración "vintage" que rinde homenaje a los tres indicadores del Peugeot 504 Coupé. Los toques de madera del salpicadero de este modelo legendario aparecen digitalmente en todas las pantallas.

Boost: conducción dinámica y estimulante, gracias a una motorización eléctrica de altas prestaciones. Inmersión de 180º con proyección de la carretera en una gran pantalla.