Combo: el primer Opel «gallego» busca su hueco entre los SUV y los monovolumen

Puede presumir, en su versión de pasajeros o Life, de un espacio interior difícil de igualar y de hasta 19 sistemas de asistencia a la conducción; mientras que la versión de carga o Combo ha sido galardonada como «International Van of the Year»

MadridActualizado:

El lanzamiento estrella de Opel en 2018 no es un coche. Es la nueva Opel Combo, fabricada en la planta de PSA en Vigo, que en su quinta generación pretende superar el concepto de vehículo comercial y hacerse un hueco entre los SUV y los monovolumen, con su versión para pasajeros o Life.

Su desarrollo, paralelo a la Citroën Berlingo y Peugeot Rifter, con las que comparte línea de montaje, se ha enfocado en la versión para hasta siete pasajeros o Life. De ella se adaptó posteriormente la versión comercial. Además, emplea la base del SUV Grandland, lo que la convierte «en un turismo en toda regla», como explica Gabriel D'Amico, responsable de producto de Opel.

La nueva generación, la quinta desde el nacimiento de la Combo en 1986, ofrecerá como principal argumento el espacio interior. El habitáculo, más amplio que el de cualquier todocamino, ofrece la posibilidad de anclar hasta tres sillitas en la segunda fila de asientos, y un fácil acceso a través de dos puertas laterales correderas.

Además, el espacio se incrementa aún más en la versión Larga de carrocería, en la que la batalla crece 30 centímetros, hasta los 4,75 metros. La versión de carga, por su parte, permite transportar hasta 1.000 kilogramos de carga útil, así como portar dos euro pallets.

Espacio y más espacio

La versión Life también puede presumir de una capacidad de carga difícil de igualar para un turismo, de entre 597 y 850 litros en función de la batalla. Ambas carrocerías ofrecen la opción de montar hasta siete asientos, siendo los dos últimos totalmente desmontables. También facilitan el traslado de objetos de grandes dimensiones, como tablas de surf, gracias tanto a las medidas del habitáculo como a la versatilidad de los asientos, que pueden plegarse totalmente.

Mención especial merece el espectacular techo panorámico de cristal, que refuerza la sensación de espacio, así como el gran número de puntos de almacenamiento repartidos por el vehículo: hasta 28 diferentes.

Gran número de asistentes

Opel refuerza su apuesta con la incorporación de hasta 19 sistemas de asistencia. El catálogo incluye desde asistente de viento lateral hasta un Head-up display, así como frenada autónoma de emergencia o asistente de cambio involuntario de carril. También incorpora reconocimiento de señales de tráfico así como frenado autónomo de emergencia, además de alerta de colisión frontal.

En el apartado de infoentretenimiento, puede incorporar una pantalla de hasta ocho pulgadas, y el sistema es compatible con Android Auto y Car Play.

La paleta de motores, que promete unos consumos medios a partir de 4,1 litros a los 100 kilómetros, estará compuesta por un propulsor 1.5 turbodiésel de 75, 100 y 130CV, y un 1.2 puretech turbo gasolina, multipremiado por su eficiencia. La versión más potente puede incorporar además un cambio automático de 8 velocidades con levas en el volante.

Por su parte, la versión de carga o Cargo cuenta con un 1.6 turbodiésel de 75 o 100CV. En la marcha, la versión de 130CV diésel, que hemos podido probar en un corto recorrido en Madrid, se demuestra muy confortable y fácil de llevar, con un bajo nivel de rumorosidad en el habitáculo y una respuesta ágil.

Con estos argumentos, Opel busca reposicionar su oferta en uno de los mercados que más crece, el de las versiones de pasajeros de los comerciales del segmento B, cuyas ventas aumentaron un 26% en Europa en 2017.

La Opel Combo, elegida «International Van of the Year», ya está disponible para pedidos en los concesionarios españoles, con un precio de partida (con descuentos) de 14.400 euros para la versión Cargo, y de 14.900 euros para la versión Life . Opel también la comercializa con un plan flexible de cuotas de 169 euros al mes, con 2.500 de entrada y 10.000 de cuota final.