Audi Q3 Sportback: nuevo compacto y elegante SUV deportivo

El nuevo modelo equipa suspensión deportiva, dirección progresiva y Audi drive select de serie

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Audi añade a su gama un SUV compacto con silueta coupé: el Audi Q3 Sportback. El nuevo modelo combina la fuerte presencia y la versátil funcionalidad cotidiana de un SUV, con la elegancia deportiva y las reacciones ágiles de un coupé, convirtiéndose en el primer crossover compacto de la marca Audi.

Este crossover compacto es un vehículo dinámico apto para todo tipo de usos: en ciudad, para viajes de largo recorrido o sobre terreno sin asfaltar. Tiene de serie la deportiva dirección progresiva, cuya relación se vuelve más directa a medida que aumenta el ángulo de giro.

En función de las condiciones de marcha, del estado de la carretera y de las preferencias personales, el conductor puede variar las características del coche mediante el sistema de control dinámico de conducción Audi drive select, que es un equipamiento de serie en toda la gama.

Puede elegir entre seis perfiles, incluido el modo offroad. Además del ajuste del motor y de la caja de cambios, el Audi drive select también modifica el control electrónico de los amortiguadores, en caso de incorporar la suspensión con control de la amortiguación, y de la asistencia de la dirección, lo que incrementa aún más el margen entre dinamismo y confort. El control de descenso de pendientes –opcional– puede ser una ayuda añadida: mantiene constante la velocidad seleccionada por el conductor en una pendiente con una inclinación superior al seis por ciento.

Para el lanzamiento en Europa, el Audi Q3 Sportback estará disponible con un motor de gasolina y otro diésel. Con 169 kW (230 CV), el 2.0 TFSI en el Audi Q3 Sportback 45 TFSI S tronic quattro es el más potente. El 2.0 TDI del Audi Q3 Sportback 35 TDI S tronic tiene una potencia de 110 kW (150 CV). Poco después del lanzamiento también estará disponible este mismo propulsor TDI de 150 CV, pero asociado a una caja de cambios manual junto a la tracción quattro.

Seguirán otros propulsores en el trascurso del año, incluidos un diésel más potente y una versión de entrada con motor de gasolina, que incorporarán un sistema Mild Hybrid de 48 V. En desaceleración, esta tecnología recupera energía; en aceleración desde baja velocidad, respalda al motor de combustión. En condiciones reales de circulación, puede reducir el consumo en hasta 0,4 l de combustible cada 100 km.

En los motores más potentes la transmisión corre a cargo de la tracción total quattro de serie. El componente central es un embrague hidráulico multidisco situado junto al eje trasero. Su control electrónico combina una estabilidad sobresaliente y una capacidad de tracción máxima con un alto grado de placer de conducción. En una carretera de curvas, por ejemplo, el sistema quattro trabaja estrechamente con el control de par selectivo en las ruedas. Esta función de software hace la conducción aún más ágil y estable mediante suaves intervenciones de los frenos en las dos ruedas que se encuentran en el interior a la curva en las versiones de tracción quattro, y en la rueda delantera interior en las versiones de tracción delantera.