Unos 200 motoristas al año sobreviven gracias al casco

Las motos incrementan hasta 12 veces el riesgo de sufrir un accidente mortal

MadridActualizado:

Desplazarse en motocicleta o ciclomotor es significativamente más peligroso que hacerlo en coche. En concreto, las motos incrementan hasta 12 veces el riesgo de sufrir un accidente mortal y los ciclomotores, lo hacen hasta 4,5, lo que convierte al turismo en un vehículo mucho más seguro. Y es que, en caso de accidente, el motorista está mucho más expuesto a sufrir lesiones de gravedad que los conductores, que cuentan con la protección del chasis y la carrocería del vehículo que absorben la mayor parte del impacto.

Por esto, es esencial que los motoristas viajen siempre con el caso puesto. Además de respetar los límites de velocidad de las carreteras, conducir de manera responsable y nunca hacerlo bajo los efectos de las drogas o el alcohol, el uso del casco aumenta enormemente las posibilidades de sobrevivir de los motoristas si sufren un accidente.

Según los expertos de seguridad vial de Fundación MAPFRE, en 2014, el casco salvó la vida de cerca de 200 motoristas. Son datos que se han dado a conocer hoy en la localidad catalana de Sant Cugat del Vallés con motivo de la presentación de la exposición «Cascos con Historia». Dicha entidad ha organizado esta actividad con el objetivo de concienciar a los conductores de vehículos de dos ruedas sobre la importancia de utilizar el casco.

«Cascos con Historia» analiza la evolución del casco de motociclista desde 1885 hasta hoy y subraya diferentes hitos y personajes vinculados a su historia. Muestra, por ejemplo, cómo falleció Lawrence de Arabia en 1935 por no llevar casco. Un acontecimiento que permitió al neurocirujano que le atendió demostrar la efectividad del casco a la hora de evitar lesiones graves y convencer al ejército inglés de su utilización obligatoria seis años después.

También llama la atención el utilizado por el 15 veces campeón del mundo Giacomo Agostini, quien en 1967 lució el primer casco integral moderno, que se ajustaba a la cabeza y a la cara. También se puede encontrar el modelo que se hizo obligatorio en España, en el año 1982, y que empezaron a usar todos los motociclistas y sus acompañantes en motos de más de 125 centímetros cúbicos, tanto en ciudad como en carretera.

Las nuevas tecnologías y últimos avances de seguridad incorporados al casco también forman parte de esta exposición, donde se pueden encontrar cascos con eCall, un sistema de llamada de emergencia automática, que es capaz de avisar por sí mismo a los servicios de emergencia en caso que el conductor sufra un accidente.

La actividad estará abierta al público, de 11 a 15 y de 16 a 20.00 horas, en las localidades de Sant Cugat del Vallés (8 y 9 de agosto), Mataró (10 y 11 de agosto), Hospitalet de Llobregat (15 y 16 de agosto), El Prat de Llobregat (17 y 18 de agosto), Sabadell (22 y 23 de agosto) y Lérida (24 y 25 de agosto).

Todos aquellos que se acerquen a la exposición recibirán información sobre cómo utilizar el casco correctamente y cómo evitar un accidente, y podrán participar en un concurso en el que se sorteará una bicicleta eléctrica y cascos de moto y de bici.