KYMCO lanza su máximo exponente, el nuevo AK 550

La moto más deportiva de la gama celebra los 50 años de la marca en España

MADRIDActualizado:

Acaba de presentarse esta semana a la prensa la Kymco AK550, una de las motos más esperadas en el mercado español y que ha levantado grandes expectativas. La nueva apuesta de Kymco destaca por su estructura ultraligera, bajo centro de gravedad, suspensión trasera de brazo horizontal, motor bicilíndrico, Cross Plane Crank, cárter seco, embrague multidisco bañado en aceite, baja altura del asiento, dos modos de conducción, diseño deportivo, entrega de potencia gradual y progresiva, bajas vibraciones, entre otros. Es una apuesta muy especial para la marca de Taiwan, ya que en este modelo ha intentado poner sobre la mesa de diseño e ingeniería toda su experiencia, ya que es una moto conmemorativa de los 50 años del fabricante.

El AK 550 destaca por la ligereza de sus componentes, cada uno de ellos ha sido diseñado con el objetivo de conseguir la máxima resistencia y rigidez con el mínimo peso.

Los pesos se distribuyen de una manera equitativa (49:51) buscando el equilibrio perfecto.

En cuanto a la suspensión, el tren delantero el AK 550 cuenta con una horquilla invertida de 41 mm de diámetro, doble disco de 280 mm y pinzas radiales Brembo, que garantizan gran estabilidad en las curvas y una potencia de frenado impresionante. En cuanto a la suspensión trasera, separa el peso del motor de la transmisión y así la suspensión, con el amortiguador situado en posición horizontal, trabaja sólo sobre el basculante y la rueda.  

Esta moto equipa el sistema más avanzado y ligero de Bosch (centralita 9.1) que le permite reaccionar muy rápido y de manera estable ante una frenada de emergencia.

Motor bicilíndrico

El motor es un "dos cilindros" en línea, con 4 válvulas por cilindro y doble árbol de levas en cabeza. Sus 550 centímetros cúbicos desarrollan 53,7 CV a 7.500 rpm. y una velocidad máxima de 161,7 km/h. Cuenta con el "Cross Plane Crank" (cigüeñal de plano cruzado) y dos ejes de balance que se mueven en la dirección opuesta al cigüeñal y contribuyen a reducir las vibraciones del motor.

El diseño de asiento a baja altura (785 mm) proporciona una buena ergonomía para todo tipo de pilotos y ofrece mayor confianza en la conducción. Además, bajo el asiento hay espacio para un casco integral y cuenta con dos guanteras tras el escudo frontal.

La AK550 permite dos tipos de conducción en función de las condiciones climáticas: la normal "full power" y el modo "lluvia" para condiciones de baja adherencia .

Entre su equipamiento destacan elementos como el sistema de iluminación "full LED", puños calefactables, cúpula ajustable a dos posiciones, apertura del asiento con motor eléctrico, apoyo lumbar ergonómico ajustable en 3 posiciones, arranque sin llave y cuadro totalmente digital.