Herbert Diess, consejero delegado del Grupo Volkswagen, junto con los proveedores de la futura familia eléctrica del fabricante
Herbert Diess, consejero delegado del Grupo Volkswagen, junto con los proveedores de la futura familia eléctrica del fabricante

Volkswagen desborda su previsión de venta de eléctricos para la próxima década

Prevé fabricar hasta 15 millones de vehículos basados en la Plataforma Modular de Conducción Eléctrica (MEB) en todo el Grupo, superando los 10 millones de vehículos contemplados en planes anteriores

Actualizado:

Volkswagen quiere que su nueva familia electrificada ID suponga una revolución similar a la del escarabajo, que supuso el acceso a la movilidad a buena parte del planeta. A falta de aproximadamente un año para el inicio de la producción del ID. completamente eléctrico, Volkswagen ha anunciado que en la primera ola, se fabricarán hasta 15 millones de vehículos basados en la Plataforma Modular de Conducción Eléctrica (MEB) en todo el Grupo, superando los 10 millones de vehículos contemplados en planes anteriores. Hasta 2023, la marca invertirá más de 11.000 millones de euros en movilidad eléctrica, digitalización, conducción autónoma y nuevos servicios de movilidad; de ellos, más de 9.000 millones de euros se destinarán a la familia ID. La ofensiva eléctrica fue también uno de los temas tratados en el Evento de Proveedores MEB. El pasado jueves, más de 30 CEOs de proveedores de componentes clave viajaron a Wolfsburg para dar comienzo a la fase más intensa de las preparaciones del ID. junto con Herbert Diess, consejero delegado del Grupo Volkswagen, y miembros del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen.

«La marca Volkswagen sigue avanzando en su ofensiva eléctrica. Esto incluye también la colaboración con socios fuertes. El nuevo Volkswagen ID. integrará las tecnologías e ideas de las compañías más innovadoras de nuestra industria» afirmó Ralf Brandstätter, director de Operaciones y responsable de Compras del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen. El inicio de la producción del ID. está previsto para finales de 2019 en la planta de Zwickau. «Entramos en la fase decisiva. En unos 12 meses, el nuevo ID. marcará el inicio de una nueva era para Volkswagen, como en el pasado hicieron el primer Beetle o el primer Golf. Nos estamos preparando para este hito con extrema precaución junto con nuestros colaboradores», apuntó Thomas Ulbrich, responsable de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen.

Con el ID. totalmente eléctrico y conectado, Volkswagen llevará a las carreteras una nueva generación de vehículos que marcará nuevas referencias para la digitalización y la conectividad. El ID. estará siempre online y conectado a Internet a través de una Nube Automovilístico. Las acontinuas actualizaciones y evoluciones irán mejorando el vehículo. En este contexto, Volkswagen intensificará su colaboración con compañías y desarrolladores de software. Una de estas compañías es Elektrobit (EB), de Erlangen, cerca de Nuremberg. «El ejemplo del ID. demuestra que el software es esencial para el coche del futuro. Junto con Volkswagen, estamos trabajando para garantizar que nuestro software haga que los coches sean seguros y fiables por una parte, y por otra permita el uso cómodo de servicios innovadores de la nube», explicó Alexander Kocher, presidente de EB.

Colaboración

En el caso del ID., Volkswagen involucró a sus principales proveedores en diseño y desarrollo en una fase considerablemente más temprana y de forma más intensa. «Hemos redefinido nuestra colaboración con los proveedores. Decimos lo que necesitamos y los proveedores nos dicen cómo pueden producirlo con los mejores niveles de calidad y de la forma más eficiente posible. Esto significa que podemos incorporar rápidamente las mejores innovaciones en el coche. Los clientes se benefician directamente de este nuevo modo de colaboración», asegura Ralf Brandstätter. Los proveedores también aprecian esta colaboración entre iguales. «Seguro, limpio e inteligente: para el ID., estamos llevando a la carretera nuestros conocimientos conjuntos de áreas tecnológicas como la interconexión y la electrificación. Para nosotros, esta colaboración tiene un carácter modélico. Demuestra que, en un contexto de transformaciones complejas, podemos dar forma al futuro de la movilidad juntos y con éxito», dijo el Dr. Elmar Degenhart, CEO de Continental AG.

La marca Volkswagen quiere que el coche eléctrico sea popular para el máximo de gente posible y así asegurar que se convierte en una revolución. Con la familia ID., Volkswagen llevará a las calles una nueva generación de vehículos que hará un uso óptimo de las posibilidades de la movilidad eléctrica de 2020 en adelante. Entre otras características, los modelos de la familia ID. ofrecen una gran autonomía, un interior espacioso, un comportamiento de conducción dinámico y un nivel completamente nuevo de conectividad digital. El primer modelo será el ID compacto; el modelo se producirá a finales de 2019 en planta de Zwickau, que actualmente se está transformando para convertirse en la primera fábrica de coches eléctricos en Europa. En 2025, como muy tarde, la marca tiene la intención de vender un millón de coches eléctricos cada año en todo el mundo.