El sector del automóvil podría ahorrar 32.000 millones de dólares gracias a la automatización

Un informe de Capgemini sugiere que las empresas pierden una inmensa oportunidad con la automatización al centrarse solo en sus ventajas operativas en lugar de enfocarlas al crecimiento de los ingresos

MADRIDActualizado:

Un informe del Instituto de Investigación de Capgemini indica que menos de una quinta parte (el 16%) de las empresas que experimentan o implementan tecnologías de automatización las adopta a escala , y que las compañías se centran más en sus ventajas operativas que en el crecimiento estratégico a largo plazo. Más del 40% de las empresas manifiesta que el principal objetivo detrás de estas iniciativas es mejorar la calidad y solo un 23% busca ganar ingresos incrementales. El informe también subraya que únicamente el 32% de las empresas se centra en los llamados quick wins o casos de uso de rápidos resultados, es decir, aquellos fáciles de implementar y de altos beneficios.

El informe busca conocer qué uso se está haciendo de las tecnologías de automatización. Bajo el título Reshaping the future: Unlocking automation’s untapped value, el estudio se basa en una encuesta a más de 700 directivos de empresas que adoptan la automatización y en el análisis de más de 110 casos de uso reales en seis sectores diferentes. Como refleja el gráfico, el sector de la automoción es el que lidera los proyectos de implementación a escala: lo hace un 25% de las empresas. Les siguen los sectores de producción industrial y el retail, ambos con un 15% de empresas haciéndolo. Por mercados, Estados Unidos (26%), Francia (21%) y Alemania (17%) están en los primeros puestos en la adopción de la automatización a escala.

Por el contrario, más de un tercio (36%) de las empresas se centra en implementaciones “caso por caso” en áreas como la entrada de datos o la automatización del almacenamiento. El informe deja claro que estos despliegues no son tan escalables, resultan difíciles de implementar y pueden no generar grandes rentabilidades.

En palabras de Ashwin Yardi, responsable Industrialización y Automatización de Capgemini a nivel mundial y director de operaciones para la India, “solo un 16% de las empresas han implementado casos de automatización múltiple a escala, lo que indica que la automatización tiene un inmenso potencial para impulsar tanto las mejoras de eficiencia como el valor del negocio. Debemos aprender hoy de esos casos de uso y fijarnos en algunos de los “rápidos éxitos” con el fin de incrementar el ritmo de adopción y la rentabilidad de la inversión”.

Dentro de las escasas empresas que han comenzado a utilizar tecnologías avanzadas en las funciones de ventas, como la combinación de la automatización y la inteligencia artificial, el informe cita algunos casos de especial relevancia. Entre ellos, Harley-Davidson, que el año pasado aplicó esta combinación para incrementar los leads para la generación de ventas en Nueva York un 2.930% . El gigante de cosméticos L’Oréal ha empleado tecnologías de reconocimiento de voz y chatbots para automatizar tareas tanto en el front-office como en el servicio de atención al cliente; en Canadá, ha integrado un chatbot con Facebook Messenger que utiliza la IA para recomendar a los usuarios regalos de belleza para sus amigos.

Según Christian Gottswinter, responsable de Excelencia Comercial Central de Siemens, “las empresas necesitan tener una hoja de ruta estratégica para impulsar iniciativas de automatización y nuevos avances tecnológicos, con los empleados como piedra angular de este itinerario transformador. La plantilla necesita sentirse respaldada para apoyar la automatización y generar un impulso de cambio. Las empresas tienen que promover una cultura de agilidad, con personas abiertas al cambio que encuentren valor en un enfoque digital”.

El estudio se basa en una encuesta realizada en julio de 2018 a 705 directivos de compañías con facturación superior a 500 millones de dólares en 2017 que están experimentando con tecnologías de automatización o implementándolas a lo largo de un abanico de sectores y países. El 40% de las empresas de la muestra factura más de 10.000 millones de dólares.