Luca de Meo y Herbert Diess, junto al prototipo eléctrico de Seat, el-Born - Vídeo: SEAT lanzará seis modelos eléctricos e híbridos enchufables hasta 2021

Seat y Volkswagen también avisan: «Los coches van a ser más caros muy pronto»

Luca de Meo avanza que durante los próximos 18 meses florecerá una pléyade de motorizaciones alternativas para cumplir con los objetivos de emisiones de 2021

Actualizado:

Cada vez más voces en el sector automovilístico adelantan de que los coches se van a encarecer sensiblemente dentro de muy poco. El último ha sido Luca de Meo, CEO de Seat y máximo responsable de las empresas del Grupo Volkswagen en España.

La necesidad de desarrollar y comercializar vehículos eléctricos e híbridos que permitan cumplir con los exigentes objetivos de emisiones impuestos por la Unión Europea a partir de 2021, ha puesto a la industria en un momento «delicado», según De Meo.

«Se conjuga la necesidad de invertir con el pago de posibles multas», aseguró. Un escenario que, avisó, «no saldrá gratis», y que supondrá, entre otras cosas, que los vehículos serán «más caros» en el futuro. «La tecnología que deberán equipar va a hacer que sean más caros», señaló durante un acto en Madrid. Una coyuntura en la que también han incidido otros directivos del sector, como José María Terol, de Mazda.

A partir de 2021 la media de emisiones de la gama de cada fabricante no podrá superar los 95 gramos de CO2 por kilómetro, y quién lo haga afrontará fuertes multas, de 95 euros por gramo excedido. Es decir, para poder comercializar, por ejemplo, un SUV gasolina de grandes dimensiones, será necesario equilibrar la balanza con coches de cero o muy bajas emisiones. «[Los fabricantes] vamos a necesitar muchos coches de 0 gramos por kilómetro», aseguró De Meo, que hizo hincapié en que hoy en día muy pocos modelos de combustión bajan de los 80 gramos de CO2 por kilómetro.

La única alternativa, por tanto, es vender modelos eléctricos e híbridos enchufables, cuya tecnología no es barata. «Vamos a ver un florecer de motorizaciones alternativas», explicó el directivo, con diseños «más aerodinámicos», porque en un coche eléctrico «cada kilómetro cuenta».

En este sentido, De Meo hizo hincapié en la necesidad de contar con soluciones eficientes de más bajo coste, que garanticen que los clientes de menor poder adquisitivo también puedan renovar sus vehículos y jubilar modelos más antiguos y contaminantes. En este sentido, resaltó la apuesta de Seat por el GNC, «eficiente y asequible».

Respecto a la electrificación, el grupo Volkswagen espera que el volumen de sus marcas permita generar economías de escala que le permitan fabricar modelos cuyo coste se mantenga contenido. «Queremos aprovechar la escalabilidad para ser más competitivos», aseguró.