SEAT apunta ahora a Rusia
Imagen de un concesionario de SEAT en Rusia.

SEAT apunta ahora a Rusia

El fabricante español refuerza su presencia en el mercado ruso y fortalece su plan de expansión internacional. La compañía ha participado en el Salón del Automóvil de Moscú abriendo una nueva etapa en aquel mercado de la mano del importador del Grupo Volkswagen, que le va a permitir rentabilizar la experiencia de la compañía en este mercado.

e.c.
madrid Actualizado:

SEAT refuerza su presencia en Rusia y fortalece su plan de expansión internacional. La compañía española, que participa en el Salón del Automóvil de Moscú, ha abierto una nueva etapa en aquel mercado de la mano del importador del Grupo Volkswagen.

En lo que va de año, SEAT ha duplicado su red rusa y ya dispone de 22 concesionarios ubicados en Moscú, San Petersburgo y en algunas de las ciudades más pobladas del país, como Ekaterimburgo, Cheliábinsk, Nizhni Nóvgorod, Kazán o Rostov del Don. SEAT abrirá 3 nuevos concesionarios antes de que acabe el año y llegará a 25 tras iniciar el año con 10. El objetivo de las próximas aperturas es cubrir la mayoría de las regiones de la parte europea del país.

El presidente del Comité Ejecutivo de SEAT, James Muir, ha manifestado que Rusia es un ejemplo más en la estrategia de la compañía para abrirse a nuevos países. «SEAT tiene gran potencial en mercados como Rusia. El diseño, la calidad, la ingeniería y la tecnología de nuestros vehículos aportan aire fresco al dinámico mercado ruso del automóvil», ha explicado. «El Salón del Automóvil de Moscú representa un paso clave para SEAT en su expansión en Rusia», ha concluido.

En la cita automovilística anual más importante del país, SEAT ha anunciado el crecimiento de la gama de producto en Rusia con el inicio de las ventas del monovolumen Alhambra en otoño, que se suma a los Ibiza (en sus versiones de 3 puertas,5 puertas y familiar ST), el León y el SUV Altea Freetrack –el modelo de referencia en Rusia–, todos fabricados en la planta barcelonesa de Martorell. También expone el IBx, el prototipo de crossoverhíbrido.

Para SEAT, Rusia es un mercado prioritario a corto y largo plazo. Rusia es un país con un fuerte potencial de crecimiento, que aspira a convertirse en los próximos años en el mayor mercado del automóvil de Europa. En 2011, se comercializaron más de 2,6 millones de vehículos, sólo superados por los casi 3,2 millones de unidades de Alemania, y en el primer semestre de 2012 las ventas han crecido un 14,3%, rebasando la cifra de 1,4 millones de vehículos.

A día de hoy, SEAT exporta alrededor de 4 de cada 5 vehículos a 75 países, y uno de sus objetivos es aumentar este porcentaje abriendo nuevos mercados –como China, donde inició la actividad comercial el pasado abril– e incrementando las ventas en los países en los que se implantó recientemente. Por ejemplo, durante el primer semestre de 2012 SEAT ha logrado un fuerte incremento en México (10.214 vehículos vendidos, +20,5%), Argelia (5.191, +150,0%) e Israel (3.787, +85,7%). La compañía también ha mejorado resultados en este periodo en Alemania (28.404, +8,0%), Reino Unido (19.763, +6,8%) y Suiza (4.159, +19,4%).

La marca española se encuentra inmersa en una ofensiva de producto sin precedentes. Al Mii y al nuevo Ibiza, ya a la venta, se le sumarán en los próximos meses el regreso del Toledo y el nuevo León. El crecimiento de modelos permitirá ampliar la cobertura de mercado y disponer de bases óptimas para incrementar exportaciones.