Robyn Denholm sustituye a Elon Musk en la presidencia de Tesla

La firma estadounidense informó en un comunicado que Denholm ocupará su nuevo cargo de manera inmediata y que por tanto dejará su puesto como directora de Finanzas y Estrategia en la compañía de telecomunicaciones australiana Telstra dentro de seis meses

Palo Alto (California, EE.UU.)Actualizado:

Robyn Denholm ha sido nombrada presidenta del consejo de administración de Tesla en sustitución de Elon Musk, fundador de la compañía y que se vio obligado a dejar la presidencia de la junta directiva tras ser acusado de fraude por la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés).

La firma estadounidense informó en un comunicado que Denholm ocupará su nuevo cargo de manera inmediata y que por tanto dejará su puesto como directora de Finanzas y Estrategia en la compañía de telecomunicaciones australiana Telstra dentro de seis meses.

Por su parte, Elon Musk se alegró en Twitter de la incorporación de Denholm a Tesla. «Me gustaría agradecer a Robyn el que se haya unido al equipo. Gran respeto. Muchas ganas de trabajar juntos», afirmó en la red social.

La directiva, miembro independiente del consejo de Tesla desde 2014, llega a la compañía norteamericana con la idea de lograr una rentabilidad «sostenible» e impulsar el valor de los accionistas a largo plazo. El fabricante de vehículos eléctricos logró en el tercer trimestre beneficios por primera vez en dos años, con unas ganancias netas atribuidas de 311,5 millones de dólares (273,3 millones de euros).

Musk también auguró beneficio para el cuarto trimestre. No obstante, Tesla acumula unas pérdidas netas atribuidas entre enero y septiembre por 1.115 millones de dólares (978,3 millones de euros).

El fundador de Tesla lanzó a principios de agosto una serie de mensajes en Twitter sobre la posible privatización de la compañía y la SEC abrió una investigación por fraude. Además, en octubre bromeó en redes sociales con el nombre de la institución renombrándola 'Shortseller Enrichment Commision' (Comisión de enriquecimiento de vendedores en corto).

Tras esto, Tesla y Musk pagarán cada uno 20 millones de dólares para resolver el caso y el directivo renunció como presidente de la empresa, aunque seguirá siendo su director ejecutivo.