Resultados históricos para PSA con un beneficio neto que crece un 40%

El grupo, formado por las marcas Peugeot, Citroën, DS y Opel, registró un •6,8% de crecimiento de ventas hasta 3,88 millones de vehículos

MADRIDActualizado:

El grupo automovilístico PSA acaba de presentar su balance de resultados correspondiente al ejercicio de 2018, con unos datos históricos en su cifra de negocios, de volúmenes de ventas, resultado operativo corriente y de beneficio neto.

Según ha explicado el director ejecutivo del Groupe PSA, Carlos Tavares, se ha logrado a lo largo del pasado año un 6,8% de crecimiento de ventas hasta 3,88 millones de vehículos. A esta cifra hay que sumar un 18,9% de crecimiento de la cifra de negocios del Grupo a 74.000 millones de euros, un 8,4% de beneficio operativo corriente para la división automóvil de PCD, el 4,7% de beneficio operativo corriente para la división automóvil de OV, 7,7% de beneficio operativo corriente del Grupo, de 5.689 millones de euros, un 40,4% de incremento en el resultado neto hasta 3.295 millones de euros y 3.501 millones de euros de Free Cash Flow , de los cuales 1.357 millones para OV.

E n España el grupo PSA dispone de tres factorías, que generan más de 14.000 empleos directos. A través de sus cuatro marcas alcanza una cuota de mercado del 21,4%, con 328.448 vehículos matriculados en España en el año 2018. Esta cifra se eleva a 916.820 unidades producidas en las factorías de Villaverde (Madrid), Vigo y Figueruelas (Zaragoza). El 86% de la fabricación de PSA en España se destina a la exportación, y el 32,5% de los vehículos fabricados en España son del Grupo PSA. En la actualidad se producen 12 modelos, siendo España el cuarto país en ventas de PSA en Europa, con un 10,8% del total europeo.

En 2019, el Grupo prevé un mercado automovilístico estable en Europa, un 1% a la baja en América Latina, un descenso del 3% en China y un incremento del 5% en Rusia.

El reparto de un dividendo de 0,78 euros por acción se someterá a votación en la próxima Asamblea General. Le fecha de confirmación del dividendo será el 2 de mayo de 2019 y la fecha de pago el 6 de mayo de 2019.

Según Tavares, Peugeot Citroën DS ha conseguido «mejoras significativas por 5º año consecutivo y está culminando la primera fase del plan estratégico Push to Pass con resultados excepcionales. Ello demuestra la capacidad de nuestro Grupo para generar un crecimiento rentable y sostenido. Opel Vauxhall ha puesto las bases para un futuro sostenible con el plan PACE! y tiene la voluntad de liberar todo su potencial. Entramos ahora en la segunda fase del plan Push to Pass con confianza, en un contexto de vientos en contra todavía más fuertes. No hay duda de que nuestro enfoque ágil, centrado en el cliente y socialmente responsable marcará la pauta en el futuro».

Desde PSA consideran que a la vista de estos resultados el grupo automovilístico es competitivo de manera sostenida gracias a los resultados de una dinámica de eficiencia al más alto nivel de la industria automovilística mundial unidos a su capacidad para aprovechar oportunidades como, por ejemplo, la compra de Opel. Tras el éxito de la primera etapa de su plan estratégico Push to Pass, Groupe PSA continúa su hoja de ruta apoyándose en un valor clave: la agilidad.

Este plan estratégico constituye una primera etapa hacia la visión de Groupe PSA de ser un fabricante de automóviles global líder en eficiencia y proveedor de referencia de servicios de movilidad. Al mismo tiempo, según Tavares, se basa en «la razón de ser del Grupo que no es otra que preservar la libertad de movimiento proponiendo una movilidad sostenible y asequible».

Para responder a ello, el Grupo se enfrentará a los grandes desafíos que se presentan a la industria del automóvil ilustrados en «7 mega-tendencias», acelerando la puesta en marcha de proyectos de transformación, especialmente digitales, como vectores de crecimiento y de eficiencia. El Grupo prevé incrementar en un 50% sus ventas fuera de Europa hasta 2021 y posicionar sus marcas en nuevos mercados: Peugeot en América del Norte, Citroën en la India y Opel en Rusia, reforzando asimismo la presencia internacional de DS.

El crecimiento de las marcas, con un fuerte impulso en el ámbito de los vehículos industriales, se basará en la «Core Model Strategy» que prevé 116 lanzamientos hasta 2021, incluyendo nuevos conceptos que permitirán rebajar la edad media de la gama a 3,5 años, uno de los vectores del pricing power de las marcas.

Los desafíos de la transición energética seguirán siendo un eje clave de la «Core Technology Strategy» con un control estratégico del CO2, una aceleración de la electrificación de las gamas con un 50% de la oferta en 2021 y un objetivo del 100% en 2025 y el uso de los primeros vehículos de hidrógeno en condiciones reales para flotas de clientes B2B. Siendo uno de los primeros constructores en haber realizado pruebas reales con vehículos autónomos, el desarrollo de dispositivos ADAS continuará y tendrá en cuenta la ecuación coste/valor de uso acordado por los clientes.

La «Core Mobility Strategy» de la segunda parte del plan Push to Pass prevé un despliegue internacional de la marca de movilidad Free2Move, el refuerzo de las ofertas de post-venta, sobre todo a través de las actividades multi-marca IAM, y la entrada en el ámbito de la economía colaborativa. La actividad de vehículos de ocasión debería incrementar en un tercio sus ventas y transacciones fuera de Europa. Los servicios financieros se convertirán en un ámbito determinante al servicio del rendimiento comercial en un contexto de electrificación del mercado.

Con motivo de la presentación del plan, Carlos Tavares, director ejecutivo del Grupo ha mostrado su intención de «continuar nuestra transformación darwiniana y abordaremos cada reto como una oportunidad para distanciarnos de nuestros competidores».