Renault lleva a Corea la fabricación del Twizy y reconvierte la planta de Valladolid para sus nuevos híbridos

La medida garantiza una carga de trabajo más estable en el que será el nuevo centro de ensamblaje de baterías del grupo

MADRIDActualizado:

El grupo Renault ha decidido llevar a su planta de Corea la fabricación del modelo eléctrico Twizy, que hasta ahora se monta en la fábrica española de Valladolid. Esta instalación se dedicará a la fabricación y ensamblaje de baterías para los nuevos vehículos híbridos enchufables de la marca, Captur y Mégane, que se fabrican en las instalaciones de Renault en España. Estas versiones electrificadas se producirán a partir del año 2020 en Valladolid y Palencia, según confirmó el pasado día 2 el presidente de Renault España y vicepresidente mundial de Fabricación y Logística del Grupo, José Vicente de los Mozos.

Según han confirmado a ABC desde la empresa, se trata de una buena noticia, ya que en la actualidad la fabricación del Twizy estaba sujeta a la demanda del modelo, con numerosas oscilaciones de pedidos. Con la transformación de la conocida como «nave ZE» en el nuevo centro de ensamblaje de baterías se garantiza una carga de trabajo más estable, lo que conllevará cambios en la plantilla de trabajadores que afectarán a los contratos eventuales. En la actualidad más del 60% de los modelos Twizy fabricados en Valladolid se destinan al mercado asiático, fundamentalmente Corea.

Según han reconocido los sindicatos UGT, CCOO y SCP en un comunicado dirigido a los trabajadores, en esta nave trabajan ahora de media y de manera estacional 33 personas pero pasará a dar empleo a unas 70 trabajadores cuando la actividad sea estable.

Ante ello, los sindicatos han pedido a la dirección que los contratos eventuales que ahora están ligados al ensamblaje el Twizy en dicha nave tengan la continuidad que la que se otorga a los de la planta de Carrocerías Montaje.

De este modo la apuesta por la electrificación de modelos del grupo automovilístico Renault pasa por España, ya que Valladolid y Palencia serán las dos plantas en las que se fabricarán las versiones electrificadas de los modelos Captur y Mégane. Estas versiones, que emplean tecnología desarrollada íntegramente por la marca del rombo, llegarán al mercado en 2020. Denominadas e-Tech, combinan un motor de combustión con baterías eléctricas recargadas mediante la conexión a una toma eléctrica.

El Grupo Renault lleva trabajando en estas versiones híbridas desde 2011, según explicó a ABC Antoine Vignon, responsable de motores de la compañía. Además, pueden ser montadas en las mismas factorías que los vehículos de propulsión tradicional, lo que permite ofrecer una gran flexibilidad para adaptarse a la demandas del mercado.

El Renault Twizy es un vehículo eléctrico biplaza del segmento A, y se fabrica en la planta de Valladolid desde el año 2011, convirtiéndose en su día en el primer turismo eléctrico fabricado en España. Catalogado como «cuadriciclo de propulsión eléctrifca», mide 2,32 metros de longitud. Está disponible en dos versiones de 5 y 17 CV de potencia, logrando una velocidad máxima de 80 km/h y una autonomía de 90 km. Su precio parte de 7.525 euros.