El presidente de Seat cree que la homologación de motores puede afectar a Martorell en 2019

Luca de Meo espera cerrar 2018 como el mejor año en la historia de la marca española

MADRIDActualizado:

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha anunciado que “es posible que la homologación de motores afecte a la planta de Martorell el año que viene”.

“El verano que viene vamos a tener que organizarnos porque la normativa cambia otra vez, aunque podremos anticiparnos un poco más, ya que sabemos lo que ha pasado este año y no cometeremos errores a nivel de sistemas o de homologación”, ha declarado.

Así lo ha explicado el responsable de la marca, perteneciente al grupo Volkswagen, en un encuentro con los medios en las instalaciones de la marca en la factoría de Martorell (Barcelona).

De Meo ha apuntado que espera cerrar 2018 como el “mejor año en la historia de la marca”, y ha destacado que “el año que viene, si no pasa nada, vamos a seguir creciendo”.

Preguntado por el futuro de la industria de la automoción española de cara a 2040 -debido a la prohibición de comercialización de vehículos que emiten dióxido de carbono que se recoge en el borrador de la nueva ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno-, De Meo ha comentado que “es difícil predecir qué va a ocurrir”.

Para De Meo, “una transformación tan fuerte necesita de un trabajo conjunto de todo el mundo”, al tiempo que ha incidido en que “hay que crear las condiciones para que la industria automovilística sea rentable”.

Además, ha comentado que un coche eléctrico, en comparación con un vehículo de combustión interna, “necesita entre un 20 % y un 30 % menos de horas de trabajo, por lo que habrá que buscar una solución para que no afecte al empleo, ya sea incrementando las ventas o con otra solución”.