EFE

La planta de Mercedes de Vitoria parará su producción cinco días por la caída en ventas del diésel

Los sindicatos vaticinan que este no será el único parón de la fábrica

Actualizado:

La polémica de los vehículos diésel ha llegado a Vitoria. La planta de Mercedes de la capital alavesa ha decidido paralizar su producción durante cinco días el próximo octubre. En concreto, la fábrica cerrará sus puertas los días 8, 9, 10, 11 y 15. Una decisión que proviene de la incertidumbre que se ha generado en torno al citado combustible, cuyo coste se encarecerá a raíz del impuesto que tiene previsto implantar el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

La parada de la fábrica de Vitoria no conllevará un ERE, tal y como ha ocurrido en la planta de Volkswagen de Pamplona. Por el contrario, según informa Efe, se hará con el «bolsín» de horas. Es decir, los días trabajados de más por los picos de producción y de los que luego dispone la empresa. Los sindicatos vaticinan que este no será el único parón de la fábrica, y apuntan a que el siguiente tendrá lugar este diciembre.

Tanto el presidente como el secretario del comité de empresa se han reunido este viernes con la dirección para expresar su malestar por la falta de información a la plantilla, de 5.400 empleados, que se habría enterado de la noticia por otros medios.

Este mismo julio, el director gerente de la planta alavesa, Emilio Titos, anunció que la factoría lograría cifras récord de producción, con un volumen de fabricación de 160.000 vehículos: «Nuestros clientes nos están ratificando que tenemos un producto ganador, y por ellos estamos produciendo más que nunca», afirmó.