ECONOMÍA

Opel ya da beneficios un año después de la compra por PSA

En sus planes de futuro se contempla, para 2024, una versión electrificada disponible en cada línea de turismos en Europa, ya sea con batería pura o como híbrido enchufable

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ha pasado tan solo un año desde la operación de compra de Opel / Vauxhall por parte del grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS). Pero los resultados económicos comienzan a hacerse visibles, la que Opel arroja ya un resultado de 502 millones de euros de beneficios durante el primer semestre del año 2018, y un flujo de caja operativo de alrededor de 1.200 millones de euros.

Los directivos del grupo analizan estos resultados como consecuencia de la afiliación con Groupe PSA y del plan estratégico PACE!, que el presidente y consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, presentó justo 100 días después de la firma de la operación de compra, el 9 de noviembre de 2017.

Según Michael Lohscheller «Opel es ahora una compañía completamente distinta a la que éramos hace 12 meses. Hemos establecido el rumbo hacia una competitividad aún mayor y ya hemos preparado muchas áreas para el futuro. Nos estamos beneficiando enormemente de formar parte del Groupe PSA. Estamos muy agradecidos por ello – y es nuestra obligación».

Después de un año de formar parte de Groupe PSA, Opel/Vauxhall vuelve a los beneficios. El margen operativo corriente del primer semestre de 2018 ha sido del 5%. La competitividad de las plantas de producción en toda Europa ha mejorado significativamente. Junto con la representación de los trabajadores, la dirección de Opel ha llegado a acuerdos sobre el rendimiento en todas sus plantas europeas. Esto ya ha dado lugar a nuevas decisiones de inversión y asignaciones de producto en toda Europa.

Por ejemplo, el nuevo Corsa, también en su versión eléctrica, se producirá en exclusiva en la planta española de Zaragoza. La siguiente generación del Vivaro saldrá de las líneas de producción de Luton en Inglaterra a partir de 2019. El SUV Grandland X se fabricará en Eisenach desde mediados del año que viene, incluida una versión híbrida que le seguirá en 2020. Se han anunciado nuevas asignaciones de producto para las plantas de motores y trasmisiones de Tichy (Polonia), Aspern (Austria) y Szentgotthard (Hungría). Los detalles de las inversiones planificadas en Rüsselsheim y Kaiserslautern se anunciarán a su debido tiempo.

La integración de éxito de Opel/Vauxhall en Groupe PSA también se refleja en la organización de la ingeniería. El Centro de Ingeniería en Rüsselsheim juega un papel importante en la compañía y aporta las características fortalezas de Opel al desarrollo global del grupo. Con 15 Centros de Competencia de varias áreas tecnológicas y responsabilidad del desarrollo de vehículos industriales ligeros, así como la próxima generación de motores de gasolina de 4 cilindros, el Centro de Ingeniería de Rüsselsheim asume la responsabilidad global de todo el Groupe PSA. Las capacidades de los distintos equipos de competencia se complementan perfectamente entre ellos como partes de una red global – en beneficio de las cinco marcas del grupo (Opel, Vauxhall, Peugeot, Citroën y DS Automóviles). Además, todos los nuevos vehículos de Opel/Vauxhall se desarrollarán en Rüsselsheim en el futuro.

La colaboración entre los equipos de desarrollo es bien recibida por los clientes. Con los modelos Crossland X, Mokka X y Grandland X, Opel/Vauxhall está muy bien posicionada en el mercado SUV de gran crecimiento y lidera el segmento europeo SUV B, entre otros. Las marcas Opel y Vauxhall contribuyen así a la exitosa ofensiva de SUV de Groupe PSA con la familia X. En la primera mitad de 2018, estos modelos representaron 167.200 vehículos vendidos de ambas marcas.

Coches electrificados

Opel/Vauxhall continúa su ofensiva de producto en Europa. Tras el lanzamiento del deportivo Insignia GSi, la compañía también lanzará una versión GSi del Corsa a finales de verano. Los nuevos modelos Combo Life y Cargo también aportarán un importante impulso para el crecimiento. El próximo año, llegará el lanzamiento del nuevo Corsa, incluida una versión eléctrica puramente alimentada por batería en 2020, lo que significa que Opel/Vauxhall ya tendrá cuatro vehículos electrificados en 2020. Para 2024, habrá una versión electrificada disponible en cada línea de turismos en Europa, ya sea con batería pura o como híbrido enchufable. Esto será posible gracias a la utilización de las plataformas modulares multi-energía de Groupe PSA.

Con nuevos importadores en Marruecos, Túnez, Sudáfrica y Líbano, la compañía sigue adelante con su objetivo de duplicar las ventas fuera de Europa para 2020. Los modelos de Opel se ensamblarán en Namibia a partir de la segunda mitad del año. A mediados de la próxima década, más del 10% del volumen de ventas de Opel se generará fuera de Europa. La compañía también utiliza con éxito las estructuras existentes de Groupe PSA para estas actividades.