El Grupo Volkswagen entrega 8,13 millones de vehículos en los nueve meses, mejorando un 4,2%

El Grupo Confirma sus objetivos de ingresos y beneficios para el conjunto de 2018

FráncfortActualizado:

El grupo automovilístico Volkswagen tuvo hasta septiembre un beneficio neto atribuido de 9.118 millones de euros, un 24,2 % más que un año antes, pese a los efectos de la implementación de la nueva norma de homologación en Europa y la multa a Audi de 800 millones de euros por el diésel. Volkswagen informó de que esta mejora se produjo tras el aumento de las ventas y porque el año pasado había tenido unos costes extraordinarios más elevados por la manipulación de las emisiones en vehículos diésel.

El resultado operativo subió entre enero y septiembre un 2,2% (10.871 millones de euros) y la facturación se incrementó en el mismo periodo un 2,7% (174.577 millones de euros). El grupo VW destacó que ha superado las cifras principales de su balance en los tres primeros trimestres pese a la implementación de la nueva norma de homologación, que tuvo efectos negativos temporales en las ventas del tercer trimestre, especialmente en Europa.

Por ello, añadió que va por el buen camino para lograr sus objetivos de facturación y beneficio. El resultado operativo antes de extraordinarios prácticamente se mantuvo en los tres primeros trimestres en 13.300 millones de euros (13.200 millones de euros un año antes). La rentabilidad operativa sobre las ventas del grupo Volkswagen fue del 7,6 %.

«El Grupo Volkswagen tiene la solidez financiera que se necesita para financiar importantes inversiones futuras, que planeamos llevar a cabo en los próximos años, utilizando nuestros propios recursos. Todavía consideramos importante combinar la disciplina financiera con el enfoque en campos clave de vanguardia», reafirmó Frank Witter, miembro de la Junta de Administración del Grupo responsable de Finanzas y TI.

Aún con los costes extraordinarios por la crisis del diésel fueron en los nueve primeros meses del ejercicio de 2.400 millones de euros (2.600 millones de euros un año antes), el grupo Volkswagen mantiene una liquidez neta en el área automovilística de 24.800 millones de euros.

El presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, manifestó al presentar el balance que «los resultados en los nueve primeros meses de este ejercicio son satisfactorios». No obstante, consideró que el sector automovilístico tiene que superar «grandes desafíos» porque se encuentra en una fase de transformación y tiene que acelerar la velocidad de este proceso de cambios.

Las principales marcas

Los ingresos por ventas de la marca Volkswagen aumentaron en los primeros tres trimestres en un 7,3 por ciento, a 62,5 mil millones de euros. El beneficio operativo antes de los artículos especiales ascendió a 2,3 billones de euros. Además del cambio a WLTP, los mayores gastos de distribución resultantes de factores como la prima de desguace, los efectos del tipo de cambio y los gastos iniciales para nuevos productos, especialmente en relación con la implementación de la cámara de movilidad eléctrica, pesaron en el beneficio operativo. Sin embargo, las mayores ventas de vehículos y la mejora en los costos de los productos tuvieron un efecto positivo. La emisión de diésel dio como resultado artículos especiales de 1.600 millones de euros.

Los ingresos por ventas en la marca Audi aumentaron a 44,3 millones de euros desde enero hasta finales de septiembre. El beneficio operativo antes de partidas especiales ascendió a 3,7 millones. Las mejoras en la combinación y los efectos positivos de la tasa de cambio no pudieron compensar las menores ventas de vehículos y los mayores costos de ventas, los cuales también reflejan el impacto del WLTP. El tema del diesel dio origen a partidas especiales de 0,8 mil millones de euros. Los indicadores financieros clave de rendimiento para la marca Audi incluyen las marcas Lamborghini y Ducati.

En 12,6 mil millones de euros, los ingresos por ventas en Skoda aumentaron año con año en un 2,1 por ciento en el período del informe. La ganancia operativa disminuyó en un 10,2 por ciento a 1,1 mil millones de euros, debido en particular al tipo de cambio negativo y los efectos combinados, además de los mayores gastos por adelantado para nuevos productos. Sin embargo, la optimización de costos y el posicionamiento de precios mejorado tuvieron un efecto positivo.

Los ingresos por ventas de la marca Seat ascendieron a 7.700 millones de euros en los primeros nueve meses, lo que representa un aumento del 6,7 por ciento sobre la cifra del año anterior. La ganancia operativa aumentó en un 54,4 por ciento a 237 millones, y los efectos de los gastos iniciales para los nuevos productos están más que compensados por el volumen positivo y los efectos combinados.