Fiat Renault: las claves de la fusión que podría crear un titán del automóvil

La empresa resultante sería el tercer fabricante mundial de vehículos, el primero sumando a Nissan Mitsubishi, y estaría bien posicionada para afrontar los retos del sector, como la electrificación y el coche autónomo

Actualizado:

Meses de búsqueda de pareja finalmente han cristalizado en una invitación formal. Fiat Chrysler (FCA) propuso ayer al Grupo Renault una fusión de ambas compañías, mediante la creación de una nueva empresa conjunta, en la que los actuales accionistas de ambos grupos mantendrían un 50% del capital.

La oferta, que el Consejo de Administración de Renault se comprometió a «estudiar con interés», supondría, si éste diera su visto bueno, la creación del tercer fabricante mundial de vehículos, con 8,7 millones de unidades al año. Sería el primero si se contabilizaran además los producidos por Nissan, controlada accionarialmente por Renault, y Mitsubishi, con las que actualmente mantiene una Alianza con importantes sinergias y transferencias tecnológicas. El Estado galo, propietario del 15% de Renault, también se mostró ayer favorable, mientras que la cotización de ambos fabricantes se disparó ayer, un 8% y un 12%, respectivamente.

La hipotética compañía resultante, con sede en Holanda y cotizada en Milán, París y Nueva York, tendría una envidiable diversificación geográfica y de producto. Aglutinaría marcas premium como Maserati o Alfa Romeo con otras de acceso como Dacia y Lada, además de las generalistas Renault y Fiat, con arraigada presencia en Europa, o Jeep y RAM, líderes en el mercado norteamericano. Sería el cuarto en ventas en América del Norte, el segundo en la región EMEA (Europa y Oriente Medio) y número uno en América Latina; y tendría, en base a los resultados de 2018 de ambos grupos, una facturación de 170.000 millones de euros al año. Ferrari, escindida hace tres años de FCA, quedaría fuera de la operación.

El nuevo fabricante estaría bien posicionado para afrontar los retos más acuciantes del sector, como la reducción de emisiones y la electrificación, carrera en la que Fiat ha quedado muy descolgada y sin embargo Renault luce músculo como mayor vendedor de eléctricos de Europa. También en otros apartados como el desarrollo de vehículos conectados y autónomos. Una materia en la que FCA mantiene importantes acuerdos de colaboración con Waymo, filial de Google, o BMW. Contaría asimismo en la balanza la financiera RCI Banque, un negocio que los italoamericanos alaban como «bien establecido y rentable».

Según cálculos de FCA, la unión con Renault permitiría unas sinergias de 5.000 millones de euros al año. Fundamentalmente, gracias a la utilización de plataformas y motores comunes, y al ahorro que supondría al grupo presidido por Mike Manley -sustituto de Sergio Marchionne tras su fallecimiento, en junio- no tener que desarrollar su propio programa de electrificación. Contempla, además, otros 1.000 millones de euros si la colaboración incluyera a Nissan y Mitsubishi.

Nissan, la gran perjudicada

La nueva sociedad estaría regida por un consejo integrado por 11 miembros, de los cuales cuatro serían propuestos por FCA y cuatro por Renault, y lo sería por Nissan. El fabricante japonés, del cual Renault posee el 43,3% del accionariado, con derecho de voto, se perfilaría como el gran perjudicado de la operación. Su participación en Renault, actualmente un 15% sin derecho de voto, se diluiría hasta un 7,5%.

Las relaciones entre ambos fabricantes no atraviesan un buen momento desde que el pasado noviembre el expresidente de ambos e impulsor de la Alianza, Carlos Ghosn, fuera encarcelado en Japón, después de que su sucesor Hiroto Saikawa le acusara de cobrar de forma irregular y usar fondos de la compañía. Desde entonces, los títulos de Renault, que controla Nissan pese a que vende un 40% menos de vehículos, se han depreciado casi la mitad, mientras que Ghosn, relevado luego al frente del grupo galo y de Mitsubishi, permanece en prisión, tras denunciar «un complot por miedo a que la compañía perdiera su autonomía».