Planta de Nissan en Barcelona
Planta de Nissan en Barcelona - EP

Las fábricas españolas crecen un 7% en producción, pese a la incertidumbre de Nissan en Barcelona

En un comunicado conjunto los sindicatos expresan que esta situación se debe a que Nissan Motor Ibérica ha optado por suprimir la fabricación de determinados modelos

Actualizado:

Los representantes del Comité de Empresa de Nissan en Barcelona, en las plantas de Zona Franca y Montcada, han mostrado su preocupación por la situación de la compañía y temen el cierre de las centrales. Según CGT, USOC, UGT y CC.OO., la situación productiva en ambos centros de trabajo está a niveles no vistos desde hace años, situándose en el 38% de la capacidad de la planta. De unos 88.000 vehículos producidos, se espera que este ejercicio fiscal (que acaba en marzo) concluya con 78.000 vehículos. En un comunicado conjunto los sindicatos expresan que esta situación se debe a que Nissan Motor Ibérica ha optado por suprimir la fabricación de modelos como el Nissan Pulsar y el NV200 Evalia.

Desde el comité piden a la dirección de la empresa una planificación sobre la futura carga de trabajo, y que se ponga en marcha una renovación de la plantilla actual, con una edad media avanzada. Sin embargo las negociaciones entre la dirección y los empleados están paradas a la espera de que se alcance un acuerdo tanto sobre las bajas voluntarias como sobre los compromisos industriales del grupo automovilístico, integrado a nivel mundial por Renault, Nissan y Mitsubishi.

Desde la dirección de Nissan han mostrado su intención de aumentar el ritmo de producción de la furgoneta eléctrica e-NV200 en su factoría de Barcelona, en la que se ensamblaron 6.000 unidades de este modelo durante el año pasado. Así lo ha anunciado la compañía en el marco de una visita a la factoría en la que han participado el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, así como el vicepresidente de Nissan Motor Ibérica, Genís Alonso.

Nissan Motor Ibérica cerró el ejercicio de 2018 con una producción de 6.000 unidades de la furgoneta 100% eléctrica e-NV200, lo que supone un incremento del 50% respecto a 2017, y en los meses transcurridos hasta ahora del presente año fiscal japonés (abril-diciembre 2018) la producción superó las 5.100 unidades, un 44% más que el ejercicio fiscal 2017 completo (abril 2017-marzo 2018).

La compañía prevé elevar próximamente el ritmo de producción de este vehículo, por lo que ha ampliado las instalaciones de su planta de baterías en la factoría de Zona Franca, donde se ensambla desde febrero de 2018 la nueva batería de 40kWh de este modelo. Barcelona es el único centro a nivel mundial en el que Nissan fabrica esta furgoneta eléctrica e-NV200. Desde Zona Franca se abastece a mercados de todo el mundo, y el 89% del total de unidades de este vehículo producidas el año pasado se exportaron a más de 20 países, como Japón y Alemania.

En la planta Zona Franca trabajan unas 3.000 personas, de las que un centenar son temporales, mientras que en el mismo recinto de Zona Franca operan 1.000 empleados subcontratados.

España cerró el año 2018 situándose como el noveno fabricante mundial de automóviles y vehículos comerciales ligeros, con una tendencia positiva de alrededor del 7,5% de crecimiento. Aunque numerosas incertidumbres planean sobre el futuro de un sector que, con 17 fábricas de las que salen 43 modelos, es el principal motor de la economía de nuestro país.

La competitividad es el principal valor de las factorías españolas, que generan, junto con la industria de componentes, 300.000 puestos de trabajo directos y dos millones indirectos. De esta manera, España refuerza su papel de potencia mundial como productor de vehículos ya que en los próximos 14 meses se esperan 15 nuevas adjudicaciones, la mitad con versión ECO.

Sin cambios en Ford en Almussafes

Pese a las dificultades de Ford en Europa, al reciente anuncio del cierre de factorías en Estados Unidos y a los posibles cambios respecto a la política fiscal en España que podrían afectar a los vehículos de combustión, la planta de Almussafes, en Valencia, sigue siendo «líder» y la «tercera mejor» del mundo. Así, el presidente de Ford España, Jesús Alonso, ha anunciado que esta factoría acogerá el «nuevo Kuga a finales de 2019 -750 millones de euros de inversión-, un vehículo que supone más del 50% de la producción diaria, y habrá cambios en toda la gama de Mondeo, S-Max y Galaxy, señal de que tenemos un gran futuro en la planta».

Pero la multinacional norteamericana Ford ha anunciado ya los primeros pasos de su plan de ajustes en Europa, aunque sin mencionar a la factoría de Almussafes. La firma del óvalo ha anunciado un recorte de su plantilla a nivel continental, sin aportar cifras concretas y pendiente de la negociación con los interlocutores sociales. Al respecto, el comité de empresa de Ford Almussafes ha explicado que la planta española tendrá que negociar en algún momento de los próximos meses de este año recortes para la factoría, ya que no está exenta del adelgazamiento de la estructura de la compañía en Europa.

Opel recupera su actividad

La planta de Opel de Zaragoza aborda el futuro con optimismo, ya que esta factoría ya está lista para fabricar en exclusiva la sexta generación del Corsa, al igual que, para 2020, su versión eléctrica, siendo la primera en fabricar un Opel cien por cien eléctrico en Europa. Esta adjudicación puso punto y final a una etapa de incertidumbre en Figueruelas a principios de año. De hecho, en el mes de noviembre la factoría aragonesa ha superado su récord de producción mensual con 48.512 unidades de sus modelos Opel -Corsa, Crossland X, Mokka- y el Citroën C3 Aircross, que están teniendo una buena demanda en España y Europa. Esta planta no había logrado unos volúmenes de producción mensuales semejantes desde mayo de 2007, cuando alcanzó 48.493 unidades.

También parece prometedor el futuro de la planta madrileña de PSA en Villaverde (Madrid). Es uno de los tres pilares del grupo PSA en España gracias a la adjudicación de la fabricación de un modelo cien por cien eléctrico, en el horizonte de 2020. En el presente, la factoría surte a todo el mundo en exclusiva el modelo C4 Cactus, que llega a 50 países.

En Martorell, la planta de SEAT es la que produce más automóviles en España –produce el Ibiza, Arona, León y Audi A1–. Aquí se iniciará en otoño de 2019 la producción de la cuarta generación del León. Y, por primera vez, tendrá una variante híbrida eléctrica, que se empezará a fabricar en 2020 también en esta factoría. También está a pleno rendimiento, y sin salir del grupo Volkswagen, la fábrica de Landaben (Navarra). La producción del Polo, en activo desde 1983 ininterrumpidamente, mantiene esta factoría, que aporta el 17% del PIB de Navarra y ya lleva 7.584.037 coches producidos. Desde el mes de diciembre al Polo se ha sumado la producción del nuevo Volkswagen T-Cross.

En cuanto a Renault, la factoría palentina de esta marca produce en la actualidad el Mégane –en todas sus versiones– y el Kadjar, en exclusiva mundial. Las plantas de esta amrca de Palencia y Valladolid serán las que fabriquen las versiones electrificadas de los modelos Captur y Mégane, que llegarán al mercado en 2020.